Medalla Estrella de Bronce

  • EE.UU.
  • Conflicto: II Guerra Mundial
  • Institución: Orden ejecutiva 9419 de 4 de febrero de 1944
  • Antigüedad: 1944 – 78 años
  • Diseño: Rudolf Freund (1878-1960), de la empresa «Bailey, Banks & Biddle«
  • Primera concesión: 4 de febrero de 1944 (retroactivo hasta el 7 de diciembre de 1941)
  • Medalla concedida a: Soldado Virgil Levi Dugger, 350º Regimiento de Infantería (88ª División).
  • Forma: Estrella de cinco puntas.
  • Anverso: Estrella de cobre y en su centro una pequeña Estrella de Bronce. La línea central de los rayos de ambas estrellas coinciden.
  • Reverso: Inscripción HEROIC OR MERITORIOUS ACHIEVEMENT (Logro heroico o meritorio). En el centro VIRGIL L. DUGGER
  • Cinta:
  • Peso: 16 g
  • Grosor: 5,9 mm
  • Tamaño: 37,3 x 45,1 mm (sin cinta)
  • Material: Bronce

Virgil L. Dugger

Virgil Levi Dugger nació el 27 de diciembre de 1917 en Kentucky, Estados Unidos; hijo de William Levi Dugger (1888-1967) y de Lillie Ethel Towis (1892-1968). Fue el sexto de 13 hermanos (10 hombres y 3 mujeres):

  • Goldie Dugger, 1907 – 1907 (0 años)
  • Thurman Dugger, 1908 – 1908 (0 años)
  • Earl W. Dugger, 1910 – 1983 (73 años)
  • Ovie Harold Dugger, 1913 – 1975 (62 años)
  • Edward Parker Dugger, 1915 – 1978 (63 años)
  • Virgil Levi Dugger, 1917 – 1996 (78 años) 
  • Johnnie R. Dugger, 1920 – 1984 (64 años)
  • Cecil C Dugger, 1923 – 1944 (21 años), muerto en la batalla de las Ardenas.
  • Lewis David Dugger, 1924 – 2005 (81 años)
  • Violet Ethel «Dot» Dugger 1926 – 2002 (76 años)
  • Buster Howard Dugger, 1929 – 1994 (65 años)
  • Ernest Dugger, 1931 – 1986 (55 años)
  • Cleo Dugger, 1934 – 1934 (0 años)
Con sus padres y hermanos

Se casó con Viola Sturgill el 1 de febrero de 1937 en Kentucky, Estados Unidos. 
Vivió en Gray, Knox, Kentucky, Estados Unidos en 1920 y Distrito Magisterial 6, Knox, Kentucky, Estados Unidos durante unos 10 años. 
Se inscribió para el servicio militar en 1943, sirviendo como soldado en el 350º Regimiento de Infantería, perteneciente a la 88ª División, los «Blue Devils». Fue herido en 1944 en la campaña de Italia, lo que valió esta medalla del Corazón Púrpura. Fue condecorado también con la Estrella de Bronce (que se puede ver aquí).
Fue socio permanente de la asociación Disabled American Veterans, una organización creada en 1920 por veteranos de la Primera Guerra Mundial para ayudar a veteranos militares discapacitados de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos, tanto a ellos como a sus familias a través de diversos medios. Fue propietario de Dugger’s Wrecking Yard and Garage en London Highway.
Murió el 12 de noviembre de 1996, en Fayette, Kentucky, Estados Unidos, a la edad de 78 años. Fue enterrado en Lily, Laurel, Kentucky, en el cementerio Cumberland Memorial Gardens. En su tumba, compartida con su esposa que murió el Alabama el 13 de junio de 2008, a los 89 años de edad, aparece el escudo de la asociación y la fecha de su matrimonio.

Su hermano Cecil murió en la batalla de las Ardenas

Cecil C. Dugger, 5 años más joven que Virgil, combatió como soldado en el 324º Batallón de Artillería de Campaña (155mm), 83ª División de Infantería «Thunderbolt». Murió en la batalla de las Ardenas el 28 de diciembre de 1944 (a los 21 años de edad) en Rochefort, Bélgica.

La 83ª esperaba entrar en la batalla de Normandía desde el principio, pero el mal tiempo lo mantuvo fuera del Canal de la Mancha durante una semana y finalmente llegó a las playas el Día D+12. Sumergiéndose en los setos, avanzó tierra adentro hasta los pantanos de Carentan, para relevar a la 101ª División Aerotransportada que había saltado justo antes de la hora H del día D. El 4 de julio, la 83ª lanzó su primera gran ofensiva. Con las divisiones de infantería 9ª y 90ª, se abrió paso hasta la carretera St.Lô-Coutances, se trasladó a principios de agosto en camión a Avranches y luego se dirigió al oeste para ocuparse de los obstinados residentes de St.Malo, que cayó el 17 de agosto.

Operando en el Valle del Loira del 22 de agosto al 20 de septiembre, la 83ª cubrió una línea de 200 millas desde St. Nazaire hasta Auxerre, hizo un cruce con el Séptimo Ejército. A fines de septiembre, la división, como parte del Tercer Ejército, giró hacia el noreste para atravesar Francia y Luxemburgo. En Luxemburgo, relevando a la 5ª División Acorazada y la 28ª División de Infantería, la 83ª causó una impresión duradera en los civiles con su animada banda de baile. Sin embargo, no tenía mucho tiempo para el descanso o la frivolidad. A principios de diciembre se trasladó al Bosque de Hürtgen para relevar a la 4ª División de Infantería, y desde allí se abrió camino hasta la orilla occidental del Roer, cerca de Duren. Y luego vino la contraofensiva de las Ardenas.

Mandados a Rochefort, donde Cecil murió, la 83ª se encontró luchando en la nieve hasta la cintura. Las jeringas de morfina se congelaron, las armas automáticas no funcionaron y los soldados de la División sufrieron un frío glacial. Se mantuvieron firmes, a veces literalmente, y ayudaron a repeler el ataque enemigo.

La medalla

La Estrella de Bronce en (Bronze Star Medal) es una condecoración de los Estados Unidos, que se otorga a quien se distingue por su heroísmo o éxito meritorio en servicio. Ocupa el cuarto lugar en el escalafón de las condecoraciones por valor, inmediatamente después de la Estrella de Plata, y el noveno en las condecoraciones militares, después de las Medallas del Soldado, de la Armada y los Marines y la del Aviador.

La Estrella de Bronce fue establecida por la Orden Ejecutiva 9419, del 4 de febrero de 1944 (sustituida por la Orden Ejecutiva 11046, del 24 de agosto de 1962 y modificada por la Orden Ejecutiva 13286, del 28 de noviembre de 2003.

Puede ser otorgada por Valor (heroísmo individual en combate), por lo que es acompañada por una V de bronce sobre el galón, o por un Éxito Meritorio (realizando tareas de servicio durante un periodo de tiempo). La mayor parte de las Estrellas de Bronce otorgadas son por el servicio meritorio .

La medalla es otorgada a cualquier persona que cumpla los siguientes requisitos, durante su servicio, sea cual sea su función, en las Fuerzas Armadas, del 6 de diciembre de 1941.

Se distinguió por sus servicios o actos heroicos (no se incluyen los vuelos), mientras que se encontraba en acción contra un enemigo armado.
Se distinguió durante su participación en operaciones militares contra una fuerza armada enemiga en la que los Estados Unidos no son una parte beligerante
Las concesiones pueden ser realizadas por acciones de heroísmo, realizadas según las circunstancias ya descritas, que no justifiquen la Estrella de Plata. Las acciones para reconocer un simple acto de mérito o un servicio meritorio deben ser inferiores a las requeridas para recibir la Legión al Mérito.

Normalmente se refiere a ella por su nombre completo (incluyendo la palabra «Medalla»), para diferenciar la medalla de las estrellas de bronce de servicio que se lucen en las medallas de campaña y las condecoraciones por servicio .

Historia

La idea partió del Coronel Russel P. «Red » Reeder en 1943, que creía que ayudaría a la moral que hubiera una medalla que pudiera ser otorgada por los comandantes de compañía o batería a aquellos soldados que sirvieran a sus órdenes, como equivalente a la Medalla del Aire, y propuso que la nueva condecoración se llamara Medalla de Tierra.

La idea fue ganando apoyos en los escalafones militares superiores y su burocracia. El General George Marshall, en un memorándum dirigido al Presidente Franklin D. Roosevelt el 3 de febrero de 1944, escribió:
El hecho de que las tropas de tierra, la infantería en particular, lleven unas vidas miserables de una incomodidad extrema y siendo los únicos que entran en combate cara a cara, hace que el mantenimiento de su moral sea un asunto de gran importancia. La Medalla del Aire ha tenido una reacción adversa entre las tropas de tierra, particularmente entre la Infantería, que sufren las bajas más altas del Ejército y realizan los mayores esfuerzos.

La Medalla del Aire se había adoptado 2 años antes para levantar la moral de los aviadores. El Presidente Roosevelt autorizó la Medalla De Bronce mediante la Orden Ejecutiva 9419 del 4 de febrero de 1944, haciéndola retroactiva al 7 de diciembre de 1941. La autorización fue hecha pública por el Departamento de Guerra en el Boletín Nº3, del 10 de febrero de 1944.

El 24 de agosto de 1962, mediante la Orden Ejecutiva 11046, el Presidente John F. Kennedy expandió la concesión a aquellos que servían con fuerzas amigas, permitiendo a su concesión a todos aquellos que estaban sirviendo como consejeros militares en Vietnam.

Diseño

Fue diseñada por la Rudolf Freund, autor también del diseño de la Estrella de Plata. Es una estrella de 38mm de ancho de 5 puntas color cobre. En medio está la Estrella de Bronce, de 4,8 mm. La línea central de los rayos de ambas estrellas coinciden. En el reverso, aparece la inscripción Heroico or Meritorious Achievement en círculo, con el espacio central vacío para poder grabar el nombre del receptor. Cuelga de un galón rojo. En medio hay una franja azul con un ribete blanco a los lados. En las puntas también hay un ribete blanco. Las condecoraciones posteriores se indican mediante hojas de roble de bronce en el Ejército y la Fuerza Aérea o con una estrella de plata en la Armada, los Marines o los Guardacostas. Una V sobre el galón indica que la concesión ha sido por valor. Sin embargo, una acumulación de pequeñas acciones valerosas no justifican la concesión de la divisa de Valor.

Virgil L. Dugger

Cuando Virgil Levi Dugger nació el 27 de diciembre de 1917 en Kentucky, Estados Unidos, su padre, James Madison Dugger, tenía 26 años y su madre, Bertha Mullins, 26.
Se casó con Viola Sturgill alrededor de 1936, en Kentucky, Estados Unidos. 
Eran los padres de al menos 2 hijos. Vivió en Gray, Knox, Kentucky, Estados Unidos en 1920 y Distrito Magisterial 6, Knox, Kentucky, Estados Unidos durante unos 10 años. 
Se inscribió para el servicio militar en 1943.
Murió el 12 de noviembre de 1996, en Fayette, Kentucky, Estados Unidos, a la edad de 78 años, y fue enterrado en Lily, Laurel, Kentucky, Estados Unidos.

350º Regimiento de Infantería

Linaje del regimiento

  • Constituido el 5 de agosto de 1917 en el Ejército Nacional como el 350 de Infantería y adscrito a la 88 División
  • Organizado el 27 de agosto de 1917 en Camp Dodge, Iowa
  • Desmovilizado del 5 al 8 de junio de 1919 en Camp Dodge, Iowa
  • Reconstituido el 24 de junio de 1921 en las Reservas Organizadas como la 350.a Infantería y asignado a la 88.a División (luego redesignada como la 88.a División de Infantería)
  • Organizado en noviembre de 1921 con sede en Corning, Iowa
  • Ordenado al servicio militar activo el 15 de julio de 1942 y reorganizado en Camp Gruber, Oklahoma
  • Inactivo el 8 de octubre de 1947 en Italia
  • (Reservas organizadas redesignadas el 25 de marzo de 1948 como Cuerpo de Reserva Organizado; redesignadas el 9 de julio de 1952 como Reserva del Ejército)
  • Relevado el 20 de mayo de 1948 de su asignación a la 88.a División de Infantería
  • Activado el 15 de junio de 1948 en Austria
  • Retirado el 2 de noviembre de 1951 del Cuerpo de Reserva Organizado y asignado al Ejército Regular
  • Inactivo el 15 de agosto de 1956 en Italia
  • Retirado el 29 de octubre de 1998 del Ejército Regular y asignado a la Reserva del Ejército
  • Redesignado el 17 de octubre de 1999 como el 350. ° Regimiento y reorganizado para constar del 1. ° y 2. ° Batallones, elementos de la 87. ° División (Apoyo de entrenamiento)

Honores del 350° Regimiento

Primera Guerra Mundial
– Alsacia

Segunda Guerra Mundial
– Roma-Arno
– Norte de los Apeninos
– Valle del Po

Condecoraciones
Croix de Guerre francesa con bordado de palmeras ITALIA CENTRAL (Departamento del Ejército Orden General 50-43)

Todas las compañías del 2º Batallón con derecho a la Mención Distinguida de Unidad bordada MT. BATTAGLIA, ITALIA por autoridad de la Orden General del Departamento de Guerra 45-10.

Compañía de Servicios con derecho a la Mención Meritoria de Unidad bordada EUROPEAN THEATRE por autorización de la 88th Infantry Division General Order 52, 1945.

Medallas otorgadas en la II Guerra Mundial

  • Medalla de Honor: 2
  • Cruz de Servicio Distinguido: 40
  • Medalla por servicios distinguidos: 2
  • Estrella de plata: 522
  • Legión de mérito: 66
  • Medalla de soldado: 19
  • Estrella de bronce: 3.784

Lema
“Fidelidad y Servicio”.

Insignias distintivas
El azul del escudo es para Infantería. La banda está tomada de las armas de Lorraine, donde el Regimiento prestó servicio durante la Primera Guerra Mundial, pero se cambió la tintura. La bandera del estado de Iowa aprobada en 1921 es azul, blanca y roja; en consecuencia, el escudo es de tinturas similares.

88ª División de Infantería

El 15 de julio de 1942, John S. Quigley, presidente de la Asociación de Veteranos de la 88.ª División, desafió a un grupo de nuevos soldados reunidos alrededor del asta de la bandera principal de Camp Gruber, Oklahoma, a «tomar el trabajo que no hicimos» en World Guerra I. En respuesta, MG John E. Sloan prometió: «La gloria de los colores nunca será mancillada, mientras un hombre del 88 todavía viva». Con esas palabras, MG Sloan reactivó la 88 División de Infantería.

Compuesto en su mayoría por reclutas, muchos de los hombres recién reclutados procedían de Nueva Inglaterra y los Estados del Atlántico Medio. Jóvenes e inexpertos, los hombres comenzaron el entrenamiento formal el 3 de agosto de 1942. Fue un cambio drástico en el clima para la mayoría y un cambio más drástico en el estilo de vida. En las primeras semanas, los reclutas tenían que aprender cómo hacer una cama, barrer y trapear un piso, vigilar un área, qué significaban las letras “KP”, cómo pararse firmes, cómo marchar, saneamiento de campo, primeros pasos básicos. ayuda, organización militar, instrucción en orden cerrado, cortesía, disciplina y la diferencia entre galones y barras. Lo que es más importante, aprendieron que era mejor nunca ofrecerse como voluntarios para nada. Se encontraron completando carreras de obstáculos, participando en marchas nocturnas con brújula, lidiando con simulacros de máscaras de gas y aprendiendo a disparar rifles y otras armas pequeñas.

Hombres con experiencia en combate vinieron del norte de África para ofrecer consejos y métodos de batalla a los nuevos soldados. Tras la inspección de la división, todos quedaron satisfechos e impresionados con el progreso realizado por los hombres de la 88. MG Sloan era un disciplinario estricto y muy exigente con los detalles minuciosos, pero al final obtuvo los resultados que deseaba. Incluso los residentes de ciudades y pueblos cercanos a Camp Gruber tenían en alta estima el nuevo conjunto. Para casi todos, estos hombres estaban bien entrenados, se portaban bien y eran muy bien recibidos.

Las únicas personas que originalmente no confiaban en el 88 eran los propios soldados. Por alguna razón, los hombres pensaron que estaban sobrevalorados y que no iban a ninguna parte. Para muchos, el 88 seguía siendo solo un número. Ese sentimiento acompañó a los hombres desde Camp Gruber hasta el área de maniobras de Luisiana el 16 de junio y hasta Fort Sam Houston, Texas, en agosto de 1943, cuando los hombres completaron su entrenamiento, e incluso hasta noviembre de 1943 en Camp Patrick Henry, Virginia, cuando esperó el despliegue en el extranjero.

El 2 de noviembre de 1943, un grupo de avanzada de diez oficiales partió de Camp Patrick Henry hacia el norte de África. BG Paul Kendall, quien dirigió la expedición, fue el primer miembro de la 88 en pisar suelo extranjero. Mientras él y los miembros de su grupo de avanzada estaban ocupados preparándose para recibir a la división, el Regimiento de Infantería 351 comenzó su lento viaje a través del océano hacia el norte de África. A bordo de un barco Liberty, el viaje transatlántico no fue tarea fácil. El barco estaba abarrotado y muchos de los hombres lucharon contra el mareo. Fue un alivio cuando los barcos atracaron en Casablanca. Pronto siguieron el 350.º Regimiento de Infantería y el 349.º Regimiento de Infantería, y todo el 88.º se reunió en el norte de África el 27 de diciembre de 1943. Ningún hombre se perdió durante ninguno de los cruces.

La 88.ª División llegó al extranjero con unos 14.000 hombres. El sesenta por ciento eran infantería y el resto eran artilleros, médicos, artilleros, señaleros, tropas de reconocimiento, intendentes e ingenieros. Al aterrizar, los hombres fueron asignados a Camp Passage. Estaban allí principalmente para recuperarse del viaje, tener algunas comidas decentes, ver algunas películas recientes y disfrutar de una muestra rápida de la vida en Casablanca. Sin embargo, demasiado pronto, el 88 estaba en movimiento nuevamente. Esta vez se dirigían en tren a Orán. La división se volvió a reunir, pero MG Sloan no estaba contento con lo que vio. En todos sus viajes, la división se había vuelto descuidada, por lo que Sloan ordenó más entrenamiento en las montañas del Atlas. El entrenamiento valió la pena: no solo el 88 volvió a estar en plena forma, sino que también estuvo mejor preparado por el terreno invernal de las montañas del Atlas para lo que se avecinaba en Italia.

Un grupo avanzado de oficiales y hombres voló a Italia a fines de diciembre de 1943 bajo el mando de BG Kendall. A última hora de la noche del 3 de enero de 1944, los primeros miembros del 88 entraron en línea con el Quinto Ejército. La primera baja de batalla de la división se produjo ese mismo día, cuando el sargento William A. Streuli fue asesinado por un ataque aéreo enemigo a dos millas al oeste de Venafro.

El 1 de febrero de 1944, el resto de la 88 División inició su viaje a Italia. Las últimas unidades desembarcaron el 21 de febrero y toda la división se reunió en Nápoles. Al llegar a Nápoles, la 88 se convirtió en la primera división reclutada en ingresar a una zona de combate en la Segunda Guerra Mundial.

La llegada del 88 fue un respiro muy necesario para el Quinto Ejército. Cansados ​​y desgastados por la batalla, muchos en el Quinto Ejército habían estado luchando desde Salerno, Sicilia, o incluso desde el norte de África. La 88 fue la primera división nueva en llegar al Mediterráneo desde Salerno. Hacía frío y humedad en Nápoles, un clima que muchos de los hombres no esperaban. También estuvieron expuestos por primera vez a las imágenes y sonidos de la guerra: los disparos, los escombros y la destrucción física del campo italiano. Todavía en un área de reunión trasera, la espera fue casi peor que la lucha real. Corrieron rumores sobre dónde se asignarían las unidades. Por la noche, podían ver destellos débiles sobre las montañas detrás de Piedmonte d’Alfie, lo que sugería que las líneas del frente estaban ubicadas en lo que los soldados llamaron «Valle del Corazón Púrpura» y Cassino. Los soldados comenzaron a preguntarse cuándo y si alguna vez verían el frente. El Cuartel General del Quinto Ejército había planeado originalmente dividir la 88.a División y desplegarla según fuera necesario, pero MG Sloan no quería ver su división dividida. Se reunió con el LTG Mark Clark, comandante del Quinto Ejército, y Clark acordó mantener intacto el 88.

Las divisiones de infantería 34 y 36 se retiraron del frente para descansar y reorganizarse. Un cuerpo de Nueva Zelanda y uno de Francia se hicieron cargo del sector estadounidense de la línea. La mayor parte del cuerpo francés todavía estaba en ruta desde el norte de África y, por lo tanto, estaba demasiado disperso. MG Sloan vio una oportunidad y envió al 2.º Batallón, 351.º de Infantería, a la línea con los franceses. El batallón llegó al frente el 27 de febrero. Ese mismo día, se ordenó al 88 que relevara a la 5.ª División de Infantería británica en la sección Minturno de la línea del Quinto Ejército. Hecho en secreto, el 88 tomó el mando del sector británico el 4 de marzo de 1944. Para engañar a los observadores enemigos, los soldados estadounidenses usaron cascos británicos mientras se realizaba el cambio. La artimaña funcionó, y el alivio transcurrió sin problemas.

El Quinto Ejército estaba tratando de llegar a Cassino con la esperanza de apoderarse de la carretera central italiana a Roma, lo que obligó a los alemanes a retirarse en ambos extremos de la línea. Aunque la misión principal del 88 fue una acción de retención y hostigamiento, las tropas terrestres se utilizaron principalmente para reconocimiento. En opinión de los corresponsales y de los que aún estaban estacionados en la retaguardia, la acción que tuvo lugar en Cassino no fue tan emocionante como lo había sido en Salerno, Nápoles y Volturno. Aunque ninguna de estas personas sabía realmente lo que estaba sucediendo en el frente, fue por ellos que esta parte de la campaña italiana se llamó «la guerra tranquila». Aunque estaba relativamente tranquilo, el 88 estaba probando lo que era estar en el frente.

Pasaron los días y, a mediados de abril, tanto los alemanes como los aliados tenían veintidós divisiones en Italia. Mientras que los aliados complementaban sus líneas con tropas frescas, los alemanes sacaban tropas del frente oriental para reforzar sus divisiones. Los alemanes estaban tratando de mantener a los aliados lo más al sur posible para evitar que se acercaran a la propia Alemania. Los aliados, sin embargo, estaban divididos: se estaba planeando una invasión de Francia y no sabían cómo utilizar mejor todas sus tropas. Mientras continuaba el debate, los comandantes aliados en Italia decidieron seguir adelante con sus planes originales para salir de la cabeza de playa de Anzio y aplastar la Línea Gustav. El 11 de mayo de 1944, el 350 de Infantería atacó las líneas enemigas en el Monte Diamano, el Cerro 316, el Monte Ceracoli y el Monte Rotondo, mientras que al 351 se le ordenó tomar Santa María Infante, luego abra el camino hacia el valle de Austene. El 349 se mantuvo en reserva.

Aunque los alemanes ofrecieron una lucha feroz, el Monte Diamano cayó ante el 350º de Infantería en menos de una hora. Al amanecer del 13 de mayo, el 350 también ocupaba la colina 316. Poco después ganaron el monte Ceracoli y poco después capturaron el monte Rotondo. La línea de Gustav había sido rota.

Sin embargo, al 351 no le fue tan bien como a su contraparte. Al atacar el principal punto fuerte de la Línea Gustav, a los soldados les resultó muy difícil capturar la ciudad montañosa de Santa María Infante. La Compañía F fue destruida, con todos sus hombres muertos o capturados. Los alemanes defendieron firmemente la ciudad. La lucha continuó hasta el 14 de mayo, cuando el 1.er Batallón avanzó hacia la ciudad desde la derecha y el 3.er Batallón empujó hacia arriba. El 88 finalmente capturó Santa María Infante en 1300. La división fue tan feroz en la batalla que los prisioneros alemanes supuestamente comentaron que las tropas del 88 lucharon «como demonios». Como resultado, la división finalmente adoptó el apodo de «Blue Devils» en referencia a sus parches azules en los hombros.

El 349 de Infantería llegó detrás del 350 y el 351 y lideró el avance de la división a través del Valle de Ausonia. El 15 de mayo de 1944, el 88 atravesó Spigno indefenso. En ese momento, la lucha en la montaña había comenzado a pasar factura a los soldados. El clima era a menudo húmedo y frío; el terreno era fangoso y accidentado; y los hombres siempre estaban doloridos y cansados. Fue difícil hacer llegar suministros a las tropas y evacuar a los heridos. Había interferencias de radio siempre presentes, lo que hacía que las comunicaciones fueran casi imposibles. Sin embargo, siguieron caminando, decididos a llegar a Roma.

El 351 enfrentó un intenso fuego el 18 de mayo de 1944 en su intento de tomar Monte Grande, mientras que el 349 y el 350 avanzaron desde Roccasecca hasta el valle de Amaseno, que despejaron el 28 de mayo. Después de salir de las montañas, la 88 División fue empujada de nuevo al combate. Se dirigían hacia la Ciudad Eterna.

El 88 atacó hacia el noroeste, con órdenes de cortar la autopista 6 y luego dirigirse hacia el este hacia Roma. La autopista 6 se cortó el 2 de junio y, para el 3 de junio, los Blue Devils estaban a solo 4.000 yardas de su objetivo. Hubo una batalla brutal en las afueras de la ciudad cuando los soldados del 88 se encontraron con una fuerte resistencia alemana. Aún así, el 4 de junio, la Ciudad Eterna cayó ante los Aliados. Todos querían ser los primeros en llegar a Roma, pero a las 15:30, el 4 de junio, la 88.ª, totalmente reclutada, se convirtió en la primera división en entrar en la ciudad. Aunque eclipsada por la invasión de Normandía dos días después, la captura de Roma fue una victoria importante para los aliados y un acontecimiento bienvenido para los romanos.

La alegría y celebración que siguió a la entrada en la ciudad capital pronto dio paso a la realidad de la guerra. El 88 recibió sus nuevas órdenes: seguir a los alemanes hacia el norte. Estuvieron involucrados en algunos combates breves pero intensos en Monterosi, luchando contra tanques alemanes y con la esperanza de ganar tiempo para el cuerpo principal de tropas que estaban atacando a los soldados nazis que huían hacia el norte por la autopista 2. Después de 100 días seguidos en el frente, los Blue Devils finalmente fueron concedido un descanso y una relajación muy necesarios. Sin embargo, el respiro fue breve porque MG Sloan no quería que sus hombres perdieran su ventaja en la lucha. Después de solo unos pocos días, lanzó otro régimen de entrenamiento. Sloan fue duro, pero la dureza valió la pena: las bajas totales en la división solo ascendieron a 134 oficiales y 1844 soldados después de 100 días de intensos combates.

Los días 5 y 6 de julio de 1944, el 88 volvió a estar al frente. Los confiados y fuertemente armados alemanes estaban esperando. El 88 recibió la orden de apoderarse de la antigua ciudad fortaleza etrusca de Volterra, ubicación de una gran guarnición alemana. El 349 flanqueaba la ciudad por la derecha, el 350 flanqueaba por la izquierda y los dos se encontraban en el medio. A las 22:00 del 8 de julio, la ciudad estaba en manos estadounidenses. Cuatro días después, el 351 salió de la reserva de la división y tomó la ciudad de Laiatico. Fue durante esta batalla que el 3.er Batallón, 351.º de Infantería, obtuvo una Mención de Unidad Distinguida.

Villamanga cayó al 349 el 13 de julio y el 351 tomó Monte Foscoli. El 19 de julio, los aliados se atrincheraron en San Miniato, donde pronto experimentaron la brutalidad de los nazis. Todas las áreas civiles estaban fuertemente minadas y trampas explosivas, incluidas las casas y las calles. Los ciudadanos de la ciudad fueron conducidos a una iglesia para que no pudieran advertir a los aliados de lo que les esperaba, y luego los tanques alemanes les dispararon sin piedad. Los alemanes obviamente no planeaban rendirse fácilmente.

La 91.a División de Infantería relevó a la 88 para que pudieran volver a tomarse el tiempo para reacondicionarse y entrenarse. Esta vez se prepararon para cruzar ríos, ya que el inminente cruce de asalto del Arno no iba a ser fácil. El viaje desde Volterra hasta la orilla norte del Arno se realizó, pero no sin un alto costo: la división perdió 142 oficiales y 2.257 soldados muertos, heridos o desaparecidos.

Después del cruce, los hombres fueron nuevamente relevados de las líneas del frente y enviados de regreso para siete semanas de reacondicionamiento y entrenamiento. MG Sloan se vio obligado a retirarse en agosto de 1944 debido al empeoramiento de su dermatitis. Su reemplazo fue su adjunto, BG Paul Kendall. Él era el reemplazo obvio, ya que había estado con la división desde Camp Gruber, pero a muchos de los soldados les molestó ver partir a MG Sloan. Muchos pensaron que BG Kendall no era del mismo calibre que MG Sloan.

A fines de agosto, el 88 pudo sentir que una vez más iba a entrar en combate. Fieles a su predicción, los Blue Devils atacaron hacia la Línea Gótica el 10 de septiembre de 1944. Una vez más estaba lluvioso, frío y miserable en el frente. Los soldados de ambos lados tuvieron que caminar penosamente alrededor de las montañas en lodo profundo y agua. Tratando de romper la Línea Gótica, el 88 se enfrentó a algunos de los combates más intensos en el otoño de 1944. Mientras estudiaba a los aliados para descubrir dónde lanzar sus ataques principales, el mariscal de campo Albert Kesselring, el comandante alemán, mantuvo sus reservas en preparación. para un contraataque sorpresa. Ese ataque ocurrió el 28 de septiembre cuando elementos de cuatro divisiones alemanas asaltaron la Infantería 350 en la cima del Monte Battaglia. Durante siete malditos días, los Blue Devils rechazaron cada asalto y mantuvieron la posición crítica. Habían ganado la batalla, pero no sin un gran costo: aproximadamente el cincuenta por ciento de los 350 estaban muertos, heridos o desaparecidos. Por su papel heroico en la feroz lucha en Mount Battaglia, el 2.º Batallón, 350.º de Infantería, obtuvo una Mención de Unidad Distinguida.

Mientras el 350.º luchaba en la cima del Monte Battaglia, el 349.º Regimiento estaba ocupado atacando el pueblo de Belvedere en ruta hacia su destino, el Monte Grande. Sacaron a los alemanes del pueblo y, sin detenerse, capturaron a Sassaleone y cortaron el camino a Castel del Rio. El 10 de octubre, el 351 había superado al 349 y se enfrentó a los lanzallamas alemanes en una batalla en Gesso.

Los tres regimientos estaban involucrados en intensos combates, y los tres estaban comenzando a perder el impulso. Las unidades estaban perdiendo hombres más rápido de lo que podían ser reemplazados, pero las órdenes permanecieron sin cambios: la 88 División debía continuar. No había más reservas, pero la campaña de los Apeninos del Norte tenía que continuar.

Luchando no solo contra los alemanes sino también contra el terreno traicionero, el 88 estaba exhausto. En cuarenta y cuatro días de lucha, el 88 había perdido más de 6.000 hombres muertos, heridos o desaparecidos. Para noviembre, no había nada más que pudieran hacer en el viaje a través de los Apeninos. Llegaron órdenes de aguantar y atrincherarse donde estaban. Finalmente, los Blue Devils iban a conseguir el descanso que tanto necesitaban.

Después de descansar en Montecatini, el 88 se dirigió una vez más al frente el 24 de enero de 1945. Debían relevar a la 91 División de Infantería cerca de Loiana y Livergnano. Hicieron poco más que patrullar intensamente y mantener posiciones defensivas, y una vez más fueron sacados de la línea para una mayor rehabilitación. Esta vez pasaron por un entrenamiento especial para prepararse para la inminente ofensiva de primavera.

La ofensiva comenzó en abril. Los alemanes habían pasado seis meses cavando en cuevas, edificios destruidos y crestas rocosas. Las ametralladoras, los morteros y la artillería estaban bien escondidos y colocados por todas partes. Las Unidades 88 fueron transportadas arriba y abajo del frente con la esperanza de confundir al enemigo. Los alemanes no se dejaron engañar y construyeron su posición defensiva más fuerte al sur de Bolonia y justo en frente de los Blue Devils. Eso resultó ser un gran error: cuando los alemanes intentaron salir de una trampa colocada por la 10.ª División de Montaña, la maniobra de flanqueo de la 88.ª División los mantuvo en su lugar. Los alemanes fueron capturados y el Quinto Ejército irrumpió en el valle del Po.

Una vez pasado el valle del Po, el 88 se dirigió a los Alpes. El 25 de abril, los Blue Devils se convirtieron en las primeras tropas aliadas en entrar en Verona. Vicenza cayó tres días después. El esfuerzo de los aliados dio sus frutos. A las 16.00 horas del 2 de mayo, las fuerzas alemanas se rindieron. La guerra en Italia había terminado.

El 4 de mayo de 1945, la 88.ª División se unió a la 103.ª División de Infantería, otra división reclutada, conduciendo hacia el sur a través de Brenner Pass desde Innsbruck. El 7 de mayo se anunció que los alemanes se habían rendido incondicionalmente. Para los que luchaban en el Teatro Europeo, la Segunda Guerra Mundial había terminado.

Los hombres en el 88 no celebraron salvajemente, sino que reflejaron una alegría tranquila. Muchos pensaron que era demasiado bueno para ser verdad. Muchos lloraron a los hombres que no llegaron a ver el final. Todo lo que les importaba a los soldados ahora era terminar el trabajo e irse a casa.

Los Blue Devils se mudaron a Bolzano, la ciudad que alguna vez fue la sede de la Wehrmacht y la Luftwaffe .. El 31 de mayo, el 88 entregó Bolanzo a las tropas italianas aliadas, pero dado que las tensiones entre italianos y alemanes eran tan altas, el 349 de Infantería se quedó para evitar problemas. El resto de la división fue enviado al lago de Garda, donde se les asignó la tarea de proteger a 300.000 prisioneros de guerra. Algunos de los soldados tenían suficientes puntos para enviar durante el verano, mientras que otros fueron trasladados a Trieste para ocuparlos en el otoño. Muchos de ellos permanecieron en Italia durante los siguientes dos años. La división finalmente se desactivó el 24 de octubre de 1947 en Italia. En la actualidad, el linaje de la 88 sigue vivo como Comando de Apoyo Regional 88, Reserva del Ejército de EE. UU., con sede en Fort Snelling, Minnesota.

En 344 días de combate, la 88 División de Infantería perdió 2.298 hombres muertos en acción y 9.225 hombres heridos. Los Blue Devils demostraron que con un entrenamiento riguroso, trabajo en equipo, liderazgo competente y determinación feroz, una división de reclutas era más que capaz de luchar bien contra un enemigo bien entrenado, bien equipado y curtido en la batalla. Incluso en las peores circunstancias, los hombres del 88 lo dieron todo y terminaron jugando un papel fundamental en la derrota del ejército alemán en Italia. Los Blue Devils se aseguraron de que MG Sloan cumpliera su palabra: la 88.a División de Infantería había terminado bien el trabajo que había comenzado mucho antes en la Primera Guerra Mundial.

El 15 de julio de 1942, John S. Quigley, presidente de la Asociación de Veteranos de la 88.ª División, desafió a un grupo de nuevos soldados reunidos alrededor del asta de la bandera principal de Camp Gruber, Oklahoma, a «tomar el trabajo que no hicimos» en World Guerra I. En respuesta, MG John E. Sloan prometió: «La gloria de los colores nunca será mancillada, mientras un hombre del 88 todavía viva». Con esas palabras, MG Sloan reactivó la 88 División de Infantería.

Compuesto en su mayoría por reclutas, muchos de los hombres recién reclutados procedían de Nueva Inglaterra y los Estados del Atlántico Medio. Jóvenes e inexpertos, los hombres comenzaron el entrenamiento formal el 3 de agosto de 1942. Fue un cambio drástico en el clima para la mayoría y un cambio más drástico en el estilo de vida. En las primeras semanas, los reclutas tenían que aprender cómo hacer una cama, barrer y trapear un piso, vigilar un área, qué significaban las letras “KP”, cómo pararse firmes, cómo marchar, saneamiento de campo, primeros pasos básicos. ayuda, organización militar, instrucción en orden cerrado, cortesía, disciplina y la diferencia entre galones y barras. Lo que es más importante, aprendieron que era mejor nunca ofrecerse como voluntarios para nada. Se encontraron completando carreras de obstáculos, participando en marchas nocturnas con brújula, lidiando con simulacros de máscaras de gas y aprendiendo a disparar rifles y otras armas pequeñas.

Hombres con experiencia en combate vinieron del norte de África para ofrecer consejos y métodos de batalla a los nuevos soldados. Tras la inspección de la división, todos quedaron satisfechos e impresionados con el progreso realizado por los hombres de la 88. MG Sloan era un disciplinario estricto y muy exigente con los detalles minuciosos, pero al final obtuvo los resultados que deseaba. Incluso los residentes de ciudades y pueblos cercanos a Camp Gruber tenían en alta estima el nuevo conjunto. Para casi todos, estos hombres estaban bien entrenados, se portaban bien y eran muy bien recibidos.

Las únicas personas que originalmente no confiaban en el 88 eran los propios soldados. Por alguna razón, los hombres pensaron que estaban sobrevalorados y que no iban a ninguna parte. Para muchos, el 88 seguía siendo solo un número. Ese sentimiento acompañó a los hombres desde Camp Gruber hasta el área de maniobras de Luisiana el 16 de junio y hasta Fort Sam Houston, Texas, en agosto de 1943, cuando los hombres completaron su entrenamiento, e incluso hasta noviembre de 1943 en Camp Patrick Henry, Virginia, cuando esperó el despliegue en el extranjero.

El 2 de noviembre de 1943, un grupo de avanzada de diez oficiales partió de Camp Patrick Henry hacia el norte de África. BG Paul Kendall, quien dirigió la expedición, fue el primer miembro de la 88 en pisar suelo extranjero. Mientras él y los miembros de su grupo de avanzada estaban ocupados preparándose para recibir a la división, el Regimiento de Infantería 351 comenzó su lento viaje a través del océano hacia el norte de África. A bordo de un barco Liberty, el viaje transatlántico no fue tarea fácil. El barco estaba abarrotado y muchos de los hombres lucharon contra el mareo. Fue un alivio cuando los barcos atracaron en Casablanca. Pronto siguieron el 350.º Regimiento de Infantería y el 349.º Regimiento de Infantería, y todo el 88.º se reunió en el norte de África el 27 de diciembre de 1943. Ningún hombre se perdió durante ninguno de los cruces.

La 88.ª División llegó al extranjero con unos 14.000 hombres. El sesenta por ciento eran infantería y el resto eran artilleros, médicos, artilleros, señaleros, tropas de reconocimiento, intendentes e ingenieros. Al aterrizar, los hombres fueron asignados a Camp Passage. Estaban allí principalmente para recuperarse del viaje, tener algunas comidas decentes, ver algunas películas recientes y disfrutar de una muestra rápida de la vida en Casablanca. Sin embargo, demasiado pronto, el 88 estaba en movimiento nuevamente. Esta vez se dirigían en tren a Orán. La división se volvió a reunir, pero MG Sloan no estaba contento con lo que vio. En todos sus viajes, la división se había vuelto descuidada, por lo que Sloan ordenó más entrenamiento en las montañas del Atlas. El entrenamiento valió la pena: no solo el 88 volvió a estar en plena forma, sino que también estuvo mejor preparado por el terreno invernal de las montañas del Atlas para lo que se avecinaba en Italia.

Un grupo avanzado de oficiales y hombres voló a Italia a fines de diciembre de 1943 bajo el mando de BG Kendall. A última hora de la noche del 3 de enero de 1944, los primeros miembros del 88 entraron en línea con el Quinto Ejército. La primera baja de batalla de la división se produjo ese mismo día, cuando el sargento William A. Streuli fue asesinado por un ataque aéreo enemigo a dos millas al oeste de Venafro.

El 1 de febrero de 1944, el resto de la 88 División inició su viaje a Italia. Las últimas unidades desembarcaron el 21 de febrero y toda la división se reunió en Nápoles. Al llegar a Nápoles, la 88 se convirtió en la primera división reclutada en ingresar a una zona de combate en la Segunda Guerra Mundial.

La llegada del 88 fue un respiro muy necesario para el Quinto Ejército. Cansados ​​y desgastados por la batalla, muchos en el Quinto Ejército habían estado luchando desde Salerno, Sicilia, o incluso desde el norte de África. La 88 fue la primera división nueva en llegar al Mediterráneo desde Salerno. Hacía frío y humedad en Nápoles, un clima que muchos de los hombres no esperaban. También estuvieron expuestos por primera vez a las imágenes y sonidos de la guerra: los disparos, los escombros y la destrucción física del campo italiano. Todavía en un área de reunión trasera, la espera fue casi peor que la lucha real. Corrieron rumores sobre dónde se asignarían las unidades. Por la noche, podían ver destellos débiles sobre las montañas detrás de Piedmonte d’Alfie, lo que sugería que las líneas del frente estaban ubicadas en lo que los soldados llamaron «Valle del Corazón Púrpura» y Cassino. Los soldados comenzaron a preguntarse cuándo y si alguna vez verían el frente. El Cuartel General del Quinto Ejército había planeado originalmente dividir la 88.a División y desplegarla según fuera necesario, pero MG Sloan no quería ver su división dividida. Se reunió con el LTG Mark Clark, comandante del Quinto Ejército, y Clark acordó mantener intacto el 88.

Las divisiones de infantería 34 y 36 se retiraron del frente para descansar y reorganizarse. Un cuerpo de Nueva Zelanda y uno de Francia se hicieron cargo del sector estadounidense de la línea. La mayor parte del cuerpo francés todavía estaba en ruta desde el norte de África y, por lo tanto, estaba demasiado disperso. MG Sloan vio una oportunidad y envió al 2.º Batallón, 351.º de Infantería, a la línea con los franceses. El batallón llegó al frente el 27 de febrero. Ese mismo día, se ordenó al 88 que relevara a la 5.ª División de Infantería británica en la sección Minturno de la línea del Quinto Ejército. Hecho en secreto, el 88 tomó el mando del sector británico el 4 de marzo de 1944. Para engañar a los observadores enemigos, los soldados estadounidenses usaron cascos británicos mientras se realizaba el cambio. La artimaña funcionó, y el alivio transcurrió sin problemas.

El Quinto Ejército estaba tratando de llegar a Cassino con la esperanza de apoderarse de la carretera central italiana a Roma, lo que obligó a los alemanes a retirarse en ambos extremos de la línea. Aunque la misión principal del 88 fue una acción de retención y hostigamiento, las tropas terrestres se utilizaron principalmente para reconocimiento. En opinión de los corresponsales y de los que aún estaban estacionados en la retaguardia, la acción que tuvo lugar en Cassino no fue tan emocionante como lo había sido en Salerno, Nápoles y Volturno. Aunque ninguna de estas personas sabía realmente lo que estaba sucediendo en el frente, fue por ellos que esta parte de la campaña italiana se llamó «la guerra tranquila». Aunque estaba relativamente tranquilo, el 88 estaba probando lo que era estar en el frente.

Pasaron los días y, a mediados de abril, tanto los alemanes como los aliados tenían veintidós divisiones en Italia. Mientras que los aliados complementaban sus líneas con tropas frescas, los alemanes sacaban tropas del frente oriental para reforzar sus divisiones. Los alemanes estaban tratando de mantener a los aliados lo más al sur posible para evitar que se acercaran a la propia Alemania. Los aliados, sin embargo, estaban divididos: se estaba planeando una invasión de Francia y no sabían cómo utilizar mejor todas sus tropas. Mientras continuaba el debate, los comandantes aliados en Italia decidieron seguir adelante con sus planes originales para salir de la cabeza de playa de Anzio y aplastar la Línea Gustav. El 11 de mayo de 1944, el 350 de Infantería atacó las líneas enemigas en el Monte Diamano, el Cerro 316, el Monte Ceracoli y el Monte Rotondo, mientras que al 351 se le ordenó tomar Santa María Infante, luego abra el camino hacia el valle de Austene. El 349 se mantuvo en reserva.

Aunque los alemanes ofrecieron una lucha feroz, el Monte Diamano cayó ante el 350º de Infantería en menos de una hora. Al amanecer del 13 de mayo, el 350 también ocupaba la colina 316. Poco después ganaron el monte Ceracoli y poco después capturaron el monte Rotondo. La línea de Gustav había sido rota.

Sin embargo, al 351 no le fue tan bien como a su contraparte. Al atacar el principal punto fuerte de la Línea Gustav, a los soldados les resultó muy difícil capturar la ciudad montañosa de Santa María Infante. La Compañía F fue destruida, con todos sus hombres muertos o capturados. Los alemanes defendieron firmemente la ciudad. La lucha continuó hasta el 14 de mayo, cuando el 1.er Batallón avanzó hacia la ciudad desde la derecha y el 3.er Batallón empujó hacia arriba. El 88 finalmente capturó Santa María Infante en 1300. La división fue tan feroz en la batalla que los prisioneros alemanes supuestamente comentaron que las tropas del 88 lucharon «como demonios». Como resultado, la división finalmente adoptó el apodo de «Blue Devils» en referencia a sus parches azules en los hombros.

El 349 de Infantería llegó detrás del 350 y el 351 y lideró el avance de la división a través del Valle de Ausonia. El 15 de mayo de 1944, el 88 atravesó Spigno indefenso. En ese momento, la lucha en la montaña había comenzado a pasar factura a los soldados. El clima era a menudo húmedo y frío; el terreno era fangoso y accidentado; y los hombres siempre estaban doloridos y cansados. Fue difícil hacer llegar suministros a las tropas y evacuar a los heridos. Había interferencias de radio siempre presentes, lo que hacía que las comunicaciones fueran casi imposibles. Sin embargo, siguieron caminando, decididos a llegar a Roma.

El 351 enfrentó un intenso fuego el 18 de mayo de 1944 en su intento de tomar Monte Grande, mientras que el 349 y el 350 avanzaron desde Roccasecca hasta el valle de Amaseno, que despejaron el 28 de mayo. Después de salir de las montañas, la 88 División fue empujada de nuevo al combate. Se dirigían hacia la Ciudad Eterna.

El 88 atacó hacia el noroeste, con órdenes de cortar la autopista 6 y luego dirigirse hacia el este hacia Roma. La autopista 6 se cortó el 2 de junio y, para el 3 de junio, los Blue Devils estaban a solo 4.000 yardas de su objetivo. Hubo una batalla brutal en las afueras de la ciudad cuando los soldados del 88 se encontraron con una fuerte resistencia alemana. Aún así, el 4 de junio, la Ciudad Eterna cayó ante los Aliados. Todos querían ser los primeros en llegar a Roma, pero a las 15:30, el 4 de junio, la 88.ª, totalmente reclutada, se convirtió en la primera división en entrar en la ciudad. Aunque eclipsada por la invasión de Normandía dos días después, la captura de Roma fue una victoria importante para los aliados y un acontecimiento bienvenido para los romanos.

La alegría y celebración que siguió a la entrada en la ciudad capital pronto dio paso a la realidad de la guerra. El 88 recibió sus nuevas órdenes: seguir a los alemanes hacia el norte. Estuvieron involucrados en algunos combates breves pero intensos en Monterosi, luchando contra tanques alemanes y con la esperanza de ganar tiempo para el cuerpo principal de tropas que estaban atacando a los soldados nazis que huían hacia el norte por la autopista 2. Después de 100 días seguidos en el frente, los Blue Devils finalmente fueron concedido un descanso y una relajación muy necesarios. Sin embargo, el respiro fue breve porque MG Sloan no quería que sus hombres perdieran su ventaja en la lucha. Después de solo unos pocos días, lanzó otro régimen de entrenamiento. Sloan fue duro, pero la dureza valió la pena: las bajas totales en la división solo ascendieron a 134 oficiales y 1844 soldados después de 100 días de intensos combates.

Los días 5 y 6 de julio de 1944, el 88 volvió a estar al frente. Los confiados y fuertemente armados alemanes estaban esperando. El 88 recibió la orden de apoderarse de la antigua ciudad fortaleza etrusca de Volterra, ubicación de una gran guarnición alemana. El 349 flanqueaba la ciudad por la derecha, el 350 flanqueaba por la izquierda y los dos se encontraban en el medio. A las 22:00 del 8 de julio, la ciudad estaba en manos estadounidenses. Cuatro días después, el 351 salió de la reserva de la división y tomó la ciudad de Laiatico. Fue durante esta batalla que el 3.er Batallón, 351.º de Infantería, obtuvo una Mención de Unidad Distinguida.

Villamanga cayó al 349 el 13 de julio y el 351 tomó Monte Foscoli. El 19 de julio, los aliados se atrincheraron en San Miniato, donde pronto experimentaron la brutalidad de los nazis. Todas las áreas civiles estaban fuertemente minadas y trampas explosivas, incluidas las casas y las calles. Los ciudadanos de la ciudad fueron conducidos a una iglesia para que no pudieran advertir a los aliados de lo que les esperaba, y luego los tanques alemanes les dispararon sin piedad. Los alemanes obviamente no planeaban rendirse fácilmente.

La 91.a División de Infantería relevó a la 88 para que pudieran volver a tomarse el tiempo para reacondicionarse y entrenarse. Esta vez se prepararon para cruzar ríos, ya que el inminente cruce de asalto del Arno no iba a ser fácil. El viaje desde Volterra hasta la orilla norte del Arno se realizó, pero no sin un alto costo: la división perdió 142 oficiales y 2.257 soldados muertos, heridos o desaparecidos.

Después del cruce, los hombres fueron nuevamente relevados de las líneas del frente y enviados de regreso para siete semanas de reacondicionamiento y entrenamiento. MG Sloan se vio obligado a retirarse en agosto de 1944 debido al empeoramiento de su dermatitis. Su reemplazo fue su adjunto, BG Paul Kendall. Él era el reemplazo obvio, ya que había estado con la división desde Camp Gruber, pero a muchos de los soldados les molestó ver partir a MG Sloan. Muchos pensaron que BG Kendall no era del mismo calibre que MG Sloan.

A fines de agosto, el 88 pudo sentir que una vez más iba a entrar en combate. Fieles a su predicción, los Blue Devils atacaron hacia la Línea Gótica el 10 de septiembre de 1944. Una vez más estaba lluvioso, frío y miserable en el frente. Los soldados de ambos lados tuvieron que caminar penosamente alrededor de las montañas en lodo profundo y agua. Tratando de romper la Línea Gótica, el 88 se enfrentó a algunos de los combates más intensos en el otoño de 1944. Mientras estudiaba a los aliados para descubrir dónde lanzar sus ataques principales, el mariscal de campo Albert Kesselring, el comandante alemán, mantuvo sus reservas en preparación. para un contraataque sorpresa. Ese ataque ocurrió el 28 de septiembre cuando elementos de cuatro divisiones alemanas asaltaron la Infantería 350 en la cima del Monte Battaglia. Durante siete malditos días, los Blue Devils rechazaron cada asalto y mantuvieron la posición crítica. Habían ganado la batalla, pero no sin un gran costo: aproximadamente el cincuenta por ciento de los 350 estaban muertos, heridos o desaparecidos. Por su papel heroico en la feroz lucha en Mount Battaglia, el 2.º Batallón, 350.º de Infantería, obtuvo una Mención de Unidad Distinguida.

Mientras el 350.º luchaba en la cima del Monte Battaglia, el 349.º Regimiento estaba ocupado atacando el pueblo de Belvedere en ruta hacia su destino, el Monte Grande. Sacaron a los alemanes del pueblo y, sin detenerse, capturaron a Sassaleone y cortaron el camino a Castel del Rio. El 10 de octubre, el 351 había superado al 349 y se enfrentó a los lanzallamas alemanes en una batalla en Gesso.

Los tres regimientos estaban involucrados en intensos combates, y los tres estaban comenzando a perder el impulso. Las unidades estaban perdiendo hombres más rápido de lo que podían ser reemplazados, pero las órdenes permanecieron sin cambios: la 88 División debía continuar. No había más reservas, pero la campaña de los Apeninos del Norte tenía que continuar.

Luchando no solo contra los alemanes sino también contra el terreno traicionero, el 88 estaba exhausto. En cuarenta y cuatro días de lucha, el 88 había perdido más de 6.000 hombres muertos, heridos o desaparecidos. Para noviembre, no había nada más que pudieran hacer en el viaje a través de los Apeninos. Llegaron órdenes de aguantar y atrincherarse donde estaban. Finalmente, los Blue Devils iban a conseguir el descanso que tanto necesitaban.

Después de descansar en Montecatini, el 88 se dirigió una vez más al frente el 24 de enero de 1945. Debían relevar a la 91 División de Infantería cerca de Loiana y Livergnano. Hicieron poco más que patrullar intensamente y mantener posiciones defensivas, y una vez más fueron sacados de la línea para una mayor rehabilitación. Esta vez pasaron por un entrenamiento especial para prepararse para la inminente ofensiva de primavera.

La ofensiva comenzó en abril. Los alemanes habían pasado seis meses cavando en cuevas, edificios destruidos y crestas rocosas. Las ametralladoras, los morteros y la artillería estaban bien escondidos y colocados por todas partes. Las Unidades 88 fueron transportadas arriba y abajo del frente con la esperanza de confundir al enemigo. Los alemanes no se dejaron engañar y construyeron su posición defensiva más fuerte al sur de Bolonia y justo en frente de los Blue Devils. Eso resultó ser un gran error: cuando los alemanes intentaron salir de una trampa colocada por la 10.ª División de Montaña, la maniobra de flanqueo de la 88.ª División los mantuvo en su lugar. Los alemanes fueron capturados y el Quinto Ejército irrumpió en el valle del Po.

Una vez pasado el valle del Po, el 88 se dirigió a los Alpes. El 25 de abril, los Blue Devils se convirtieron en las primeras tropas aliadas en entrar en Verona. Vicenza cayó tres días después. El esfuerzo de los aliados dio sus frutos. A las 16.00 horas del 2 de mayo, las fuerzas alemanas se rindieron. La guerra en Italia había terminado.

El 4 de mayo de 1945, la 88.ª División se unió a la 103.ª División de Infantería, otra división reclutada, conduciendo hacia el sur a través de Brenner Pass desde Innsbruck. El 7 de mayo se anunció que los alemanes se habían rendido incondicionalmente. Para los que luchaban en el Teatro Europeo, la Segunda Guerra Mundial había terminado.

Los hombres en el 88 no celebraron salvajemente, sino que reflejaron una alegría tranquila. Muchos pensaron que era demasiado bueno para ser verdad. Muchos lloraron a los hombres que no llegaron a ver el final. Todo lo que les importaba a los soldados ahora era terminar el trabajo e irse a casa.

Los Blue Devils se mudaron a Bolzano, la ciudad que alguna vez fue la sede de la Wehrmacht y la Luftwaffe .. El 31 de mayo, el 88 entregó Bolanzo a las tropas italianas aliadas, pero dado que las tensiones entre italianos y alemanes eran tan altas, el 349 de Infantería se quedó para evitar problemas. El resto de la división fue enviado al lago de Garda, donde se les asignó la tarea de proteger a 300.000 prisioneros de guerra. Algunos de los soldados tenían suficientes puntos para enviar durante el verano, mientras que otros fueron trasladados a Trieste para ocuparlos en el otoño. Muchos de ellos permanecieron en Italia durante los siguientes dos años. La división finalmente se desactivó el 24 de octubre de 1947 en Italia. En la actualidad, el linaje de la 88 sigue vivo como Comando de Apoyo Regional 88, Reserva del Ejército de EE. UU., con sede en Fort Snelling, Minnesota.

En 344 días de combate, la 88 División de Infantería perdió 2.298 hombres muertos en acción y 9.225 hombres heridos. Los Blue Devils demostraron que con un entrenamiento riguroso, trabajo en equipo, liderazgo competente y determinación feroz, una división de reclutas era más que capaz de luchar bien contra un enemigo bien entrenado, bien equipado y curtido en la batalla. Incluso en las peores circunstancias, los hombres del 88 lo dieron todo y terminaron jugando un papel fundamental en la derrota del ejército alemán en Italia. Los Blue Devils se aseguraron de que MG Sloan cumpliera su palabra: la 88.a División de Infantería había terminado bien el trabajo que había comenzado mucho antes en la Primera Guerra Mundial.