Medalla de Campaña de Filipinas

Tabla de contenidos:

  • España
  • Conflicto: Revolución filipina
  • Época: Reinado de Alfonso XIII, Regencia de María Cristina de Habsburgo
  • Antigüedad: 1898 – 124 años
  • Fabricante: Castells
  • Forma: Escudo colgado de una corona de laurel
  • Anverso: Busto de Alfonso XIII, niño. Sobre la cabeza la leyenda ALFONSO XIII y bajo el busto Al Ejército de Filipinas.
  • Reverso: La expresión Valor / Disciplina / Lealtad, las fechas de la campaña 1896-1898 y el nombre del fabricante en pequeño.
  • Cinta:
  • Peso: 23 g
  • Grosor: 2,7 mm
  • Tamaño: 31,3 x 50 mm
  • Material: Bronce

Creación

La Gaceta nº 27 de 27 de enero de 1898, publica un real Decreto, fechado el día anterior, por el que se crea la Medalla de Campaña de Filipinas.

Creada para el Ejército de Filipinas, tendrán derecho a ostentarla los Generales, Jefes, Oficiales, Clases e individuos de tropa del Ejército y la Armada que hayan tomado parte en la campaña en dicho Archipiélago y reúnan algunas de las siguientes condiciones:

Medalla de la Campaña de Filipinas

  • 1ª – Haber permanecido durante un mes en los teatros de operaciones y concurrido además a un hecho de armas.
  • 2ª – Haber prestado servicios durante tres meses en los teatros de operaciones o navegado por aguas de los mismos en buques de la Armada durante igual tiempo.

Además el Real Decreto señala que los heridos en acción de guerra tendrán derecho a la Medalla por esta sola circunstancia.

De igual modo indica que los regresados a consecuencia de enfermedades adquiridas bajo la influencia de aquel clima, o por las penalidades de le campaña, se considerarán reducidos a la mitad los plazos marcados en el artículo anterior.

La condecoración se une a la anilla mediante una corona de laurel dorada. La cinta está formada por delgadas franjas verticales, de igual grosor, con los colores nacionales.

En 1900 se crean para la medalla cuatro pasadores, que sirvieran de indicación de la parte del archipiélago en que se hubieran prestado los servicios: islas de Luzón, Mindanao, Bisayas y Joló. Cada pasador lleva uno de estos nombres, es de bronce y de dos milímetros de ancho. Los que prestaron servicio en las Carolinas, Marianas y Palaos, usaron la medalla sin pasadores.

Castells

Bernardo Castells, industrial del ramo de efectos militares se estableció en el barrio de Gracia de Barcelona en 1834. En 1874, con la razón social “Bernardo Castells e Hijos” fundó en Gracia la fábrica “Al Ejército y la Armada”, con comercio en la calle Escudillers.
Castells era simpatizante carlista y se comenta que participó en el levantamiento carlista de Gracia de 1872, encabezado por su homónimo general Castells. En 1875, el gobierno de la Primera República decretó la creación de una medalla por la defensa de Bilbao, en la que se constaba el escudo de Bilbao, en el que figuran dos lobos; Castells, en una versión subversiva, los sustituyó por dos pollinos, para que los militares liberales que la lucieran, llevaran sobre su pecho una pareja de burros. Se da la circunstancia, que en el libro estadounidense de principios del siglo XX, se ha dado su modelo subversivo e irregular como la versión oficial, No sólo fue un prestigioso acuñador y fabricante de artículos militares, sino que a él se le debe como curiosidad el diseño incluso de la bandera de la Guardia Civil. Al parecer, al verlos desfilar el día de la boda de Alfonso XII y Mercedes de Orleans tuvo la idea, el 23 de enero de 1878, desfiló sin enseña la Compañía de Guardias Jóvenes, cosa que no ocurrió con la Compañía de Carabineros Jóvenes, cuerpos actualmente fusionados. Al verlo, Bernardo Castells se ofreció al teniente general marqués de la Colonia, director general del cuerpo, una bandera que fue entregada, finalmente, el 9 de noviembre de aquel año. Fue agraciado por S.M. el rey, en virtud de sus servicios especiales prestados en diferentes épocas al ramo de guerra, con la cruz blanca de segunda clase del Mérito Militar. Bernardo Castells fallece el 16 de abril de 1883.

Son Genaro Castells Reig, y una hija, Teresa Castells Reig quienes continuarán el negocio familiar con el nombre de “Hijos de Bernardo Castells”. Genaro era cabo del Somatén Armado del barrio de la Salud y estaba en posesión de diversas condecoraciones, entre las que destacan las placas del mérito militar, mérito naval, Isabel la Católica y Carlos III, entre otras.
La casa Castells fabricó uniformes, cascos, armas de todo tipo, fajines para generales, banderas y, por supuesto, condecoraciones. Genaro fallece el 12 de agosto de 1922. Tras el fallecimiento sus descendientes siguieron rigiendo el negocio familiar. A principios de los años 40, hubieron de cerrar la tienda que tenían en la calle Escudellers y, finalmente, en los 80 cerraron la central que mantenían en el barrio de Gracia, cesando toda actividad relacionada con los efectos militares.