Cruz por Servicio Distinguido

  • EE.UU.
  • Conflicto: Guerra del Golfo
  • Institución: 12 de enero de 1918 por el presidente Woodrow Wilson
  • Primera otorgada: 2 de enero de 1918
  • Otorgadas totales: 13.400 aprox.
  • Antigüedad: 1990 – 32 años
  • Diseño: John Ray Sinnock
  • Fabricante: GRACO Awards, Tomball, TX. Fundada en 1981, ahora parte de Northwest Territorial Mint (2011). Contrato gubernamental adjudicado alrededor de 1985. GRACO-GI marcado en el broche.
  • Forma: Cruz griega
  • Anverso: Una cruz de bronce con un águila en el centro sobre una corona de laurel. Debajo del águila una cinta con la inscripción FOR VALOR
  • Reverso: En el centro la corona de laurel
  • Cinta:
  • Tamaño: 46,3×51,5 mm (sin cinta)
  • Grosor: 5,5 mm
  • Peso: 31 g
  • Material: Bronce

La medalla

La Cruz de Servicios Distinguidos (Distinguished Service Cross) es la segunda condecoración militar más alta del Ejército de los Estados Unidos para los soldados que muestran un heroísmo extraordinario en combate con una fuerza armada enemiga. Las acciones que merecen la Cruz del Servicio Distinguido deben ser de un grado tan alto que estén por encima de las requeridas para todas las demás condecoraciones de combate de los Estados Unidos, pero que no cumplan los criterios para la Medalla de Honor. La Cruz del Servicio Distinguido del Ejército es equivalente a la Cruz de la Marina y del Cuerpo de Marines, a la Cruz del Ejército del Aire y de las Fuerzas Espaciales y a la Cruz de los Guardacostas. Antes de la creación de la Cruz del Ejército del Aire en 1960, los aviadores recibían la Cruz de Servicios Distinguidos.

La Cruz de Servicios Distinguidos se concedió por primera vez durante la Primera Guerra Mundial. Además, se concedieron varias condecoraciones por acciones que tuvieron lugar antes de la Primera Guerra Mundial. En muchos casos, la medalla se concedió a soldados que habían recibido un Certificado de Mérito por gallardía; en aquella época, este certificado era la única otra condecoración por gallardía que el Ejército podía conceder a los combatientes en lugar de la Medalla de Honor. Otros fueron entregados en reconocimiento tardío de acciones ocurridas en la Guerra Filipino-Americana, durante la Rebelión de los Bóxers y la Expedición Pancho Villa.

La Cruz de Servicios Distinguidos es distinta de la Medalla de Servicios Distinguidos, que se concede a los soldados del Ejército en reconocimiento de un servicio excepcionalmente meritorio al gobierno de los Estados Unidos en un deber de gran responsabilidad. La Cruz de Servicios Distinguidos sólo se concede por acciones en combate, mientras que la Medalla de Servicios Distinguidos no tiene esa restricción.

Criterios

La Cruz de Servicio Distinguido se otorga a una persona que, mientras prestaba servicio en cualquier capacidad en el Ejército (o en la Fuerza Aérea, antes de 1960), se distingue por un heroísmo extraordinario que no justifica la concesión de una Medalla de Honor; mientras participa en una acción contra un enemigo de los Estados Unidos; mientras participe en operaciones militares que impliquen un conflicto con una fuerza contraria/extranjera; o mientras presta servicio con fuerzas extranjeras amigas involucradas en un conflicto armado contra una fuerza armada opuesta en la que Estados Unidos no es una parte beligerante. El acto o actos de heroísmo deben haber sido tan notables y haber implicado un riesgo de vida tan extraordinario como para diferenciar al individuo de sus camaradas.[4]

Antecedentes

La Cruz de Servicio Distinguido fue establecida por el presidente Woodrow Wilson el 2 de enero de 1918. El general John J. Pershing, Comandante en Jefe de las Fuerzas Expedicionarias en Francia, había recomendado que se autorizara un reconocimiento diferente a la Medalla de Honor para los Estados Unidos. Ejército por el servicio valeroso prestado de manera similar a la otorgada por los ejércitos europeos. La solicitud para el establecimiento de la medalla fue enviada por el Secretario de Guerra al Presidente en una carta fechada el 28 de diciembre de 1917. El Acta del Congreso que establece este premio (Congreso 193-65), fechada el 9 de julio de 1918, está contenida en 10 USC § 3742. El establecimiento de la Cruz de Servicios Distinguidos se promulgó en la Orden General del Departamento de Guerra Núm. 6, de fecha 12 de enero de 1918.

El primer estilo de la Cruz de Servicio Distinguido fue diseñado por el capitán Aymar E. Embury II, del Cuerpo de Reserva de Oficiales de Ingenieros, y el artista de la Primera Guerra Mundial, el teniente J. Andre Smith. Las primeras medallas fueron acuñadas por la Casa de la Moneda de los Estados Unidos a partir de una escultura de Gaetano Cecere, quien pasó a diseñar la Medalla del Soldado. Se decidió que se necesitaban cambios menores para hacer la medalla más atractiva. En vista de la urgencia de suministrar las condecoraciones al General Pershing, se eliminaron las primeras cien medallas del diseño original. Se enviaron en el entendimiento de que los reemplazos en el segundo diseño (también numerados del 1 al 100) se proporcionarían una vez que estuvieran disponibles. Embury hizo las modificaciones con el modelo de yeso para la segunda (y actual) versión hecha por John R. Sinnock, quien también esculpió varias otras medallas, incluido el Corazón Púrpura.

El Reglamento del Ejército (AR) 670-1, que rige el uso y la apariencia de los uniformes y las insignias del ejército, y guía asociada, especifican que la Cruz de Servicio Distinguido aparece en segundo lugar en el orden de precedencia de las condecoraciones militares de EE. UU., precedida solo por la Medalla de Honor. La política para premios, autoridad de aprobación, suministro y emisión de condecoraciones está contenida en AR 600-8-22. 10 USC La § 3991 prevé un aumento del 10% en el pago jubilado para el personal alistado que haya recibido la Cruz de Servicios Distinguidos y jubilado con más de 20 años de servicio.

Historial de premios

Primera Guerra Mundial

El general de división Hanson Edward Ely, al mando de la 5.ª División, coloca la Cruz de Servicio Distinguido en el Capitán Howard R. MacAdams del 7.º Regimiento de Ingenieros de la 5.ª División, Esch, Luxemburgo, 30 de diciembre de 1918.
Durante la Primera Guerra Mundial, se otorgaron 6.309 premios de la Cruz de Servicio Distinguido a 6.185 destinatarios. Varias docenas de soldados del ejército, así como ocho infantes de marina y dos oficiales del ejército francés, recibieron dos Cruces de Servicio Distinguido.

Un puñado, en su mayoría aviadores del Servicio Aéreo del Ejército de los Estados Unidos, fueron condecorados tres o más veces. El Capitán Eddie Rickenbacker, el principal as de la guerra de los EE. UU., recibió un récord de ocho Cruces de Servicio Distinguido, una de las cuales más tarde fue ascendida a la Medalla de Honor, mientras volaba con el 94° Escuadrón Aero. Los compañeros aviadores, el Capitán Douglas Campbell, también del 94, y el Primer Teniente Frank O’Driscoll «Monk» Hunter del 103 Aero Squadron recibieron cinco cada uno. Otro 94 el aviador, Mayor Reed McKinley Chambers, recibió cuatro Cruces por Servicio Distinguido. Tres aviadores recibieron tres Cruces de Servicio Distinguido: el primer teniente Murray K. Guthrie del 13 ° Escuadrón Aero, el primer teniente Ralph A. O’Neill del 147 ° Escuadrón Aero y Glen A. Preston, un piloto de observación aérea con el 99 ° Escuadrón Aero. Entre otros aviadores destacados estaban el general de brigada Billy Mitchell, jefe del Servicio Aéreo de la Fuerza Expedicionaria Estadounidense; el segundo teniente Frank Luke del 27° Aero Squadron, quien fue honrado con la Medalla de Honor y dos Cruces por Servicios Distinguidos; y Sumner Sewall del 95th Aero Squadron, ganador de dos Cruces de Servicio Distinguido, quien se desempeñó como Gobernador de Maine de 1941 a 1945. Edward Peck Curtis, también del 95th Aero Squadron recibió la Cruz de Servicio Distinguido como primer teniente.

El teniente general Hunter Liggett otorga la Cruz de Servicio Distinguido al primer teniente Hugh Brewster del 94 ° Escuadrón Aéreo P. S., Remicourt, Marne, Francia, 18 de diciembre de 1918
El coronel John H. Parker, comandante del 102.° Regimiento de Infantería, 26.° División, fue el único soldado de tierra en la Primera Guerra Mundial que recibió cuatro Cruces por Servicio Distinguido. El Teniente Primero Oscar B. Nelson del 168 Regimiento de Infantería, 42 División, fue homenajeado en tres ocasiones, siendo la tercera condecoración póstuma.

Varios hombres que habían recibido previamente la Medalla de Honor recibieron la Cruz de Servicio Distinguido en la Primera Guerra Mundial. El más notable de ellos fue la leyenda del Cuerpo de Marines, el Sargento Mayor Daniel Daly, quien fue condecorado dos veces con la Medalla de Honor y recibió la Medalla de Servicio Distinguido. Cruz por heroísmo como primer sargento de la 73.ª Compañía, Sexto Regimiento de la Infantería de Marina, durante la Batalla de Belleau Wood en junio de 1918. El Coronel Charles Evans Kilbourne, Jr., que recibió la Medalla de Honor en la Insurrección de Filipinas, fue condecorado con el Servicio Distinguido Cross como jefe de personal de la 89 División. El primer teniente James B. McConnell, también condecorado con la Medalla de Honor por sus acciones en Filipinas como soldado raso con el 33.º de Infantería, recibió póstumamente la Cruz de Servicio Distinguido como primer teniente del 4.º Regimiento de Infantería, 3.ª División.

El Coronel del Cuerpo de Marines Hiram I. Bearss, ganador de la Medalla de Honor en Filipinas, recibió la Cruz de Servicio Distinguido mientras estaba adscrito al 102.° Regimiento de Infantería, 26.° División. El artillero de la Marina Henry L. Hulbert, también ganador de la Medalla de Honor de la Marina en Filipinas, recibió la Cruz de Servicio Distinguido por su valentía mientras prestaba servicio en el 5.º Regimiento de la Infantería de Marina durante la Batalla de Belleau Wood. El ganador de la Medalla de Honor de la Guerra Hispanoamericana, John H. Quick, también recibió la Cruz de Servicio Distinguido en Belleau Wood como Sargento Mayor del Sexto Regimiento de la Infantería de Marina.

Además de Rickenbacker, varios hombres recibieron la Medalla de Honor y la Cruz por Servicios Distinguidos durante la Primera Guerra Mundial. Los destinatarios de la Marina fueron John Henry Balch, ayudante de farmacéutico de la Marina de los EE. UU., y Joel T. Boone, teniente de la Marina de los EE. UU. (Cuerpo médico), ambos adjunto al Sexto Regimiento de Infantería de Marina. Los destinatarios del ejército fueron el soldado Daniel R. Edwards del 3er Batallón de Ametralladoras, 1ra División, el Coronel William J. «Wild Bill» Donovan del 165o Regimiento de Infantería, 42a División y el Segundo Teniente Samuel I. Parker del 28o Regimiento de Infantería, 1ª División.

Dos destinatarios de la Cruz de Servicio Distinguido durante la Primera Guerra Mundial ganaron la Medalla de Honor en la Segunda Guerra Mundial: el comandante (más tarde general de brigada) Theodore Roosevelt Jr. del 26.º Regimiento de Infantería, 1.ª División, hijo del expresidente, y General de Brigada (más tarde General del Ejército) Douglas MacArthur de la 42ª División. Otros ganadores de la Cruz de Servicio Distinguido en la Primera Guerra Mundial que fueron aclamados en la Segunda Guerra Mundial incluyen a George S. Patton, Jr. y Carl Spaatz.

Entre otros destacados destinatarios de la Cruz de Servicio Distinguido durante la Primera Guerra Mundial se encuentran el general de brigada John L. Hines, condecorado como comandante general de la 1.ª Brigada, 1.ª División, y el general de división Charles Pelot Summerall, condecorado como comandante general de la 1.ª División, quien ambos pasaron a servir como Jefe de Estado Mayor del Ejército de los Estados Unidos. El soldado Sam Ervin del 28.º Regimiento de Infantería, 1.ª División, se desempeñó como Senador de los Estados Unidos por el estado de Carolina del Norte. El Mayor Dwight F. Davis, condecorado como Subjefe de Estado Mayor de la 69.ª Brigada de Infantería, 35.ª División, fundó la competencia internacional de tenis Copa Davis y se desempeñó como Secretario de Guerra de los Estados Unidos en la Administración Coolidge. Padre John B. DeValles, capellán (primer teniente), conocido como el Ángel de las trincheras por atender las necesidades de los soldados aliados y alemanes. Fundó la primera escuela parroquial portuguesa en la Iglesia Espirito Santo en Fall River, Massachusetts. B. Caroll Reece, condecorado como primer teniente del 102.º Regimiento de Infantería, 26th Division, pasó a representar al estado de Tennessee en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos por un total de 17 mandatos. Veintiún soldados afroamericanos del 370º Regimiento de Infantería recibieron la Cruz de Servicio Distinguido (DSC) por su acción en las campañas Meuse-Argonne y Oise-Aisne.

Entre las guerras mundiales

Inmediatamente después de la Primera Guerra Mundial, se otorgaron 62 premios por acciones en el norte de Rusia y Siberia durante la Guerra Civil Rusa. Además, se otorgaron aproximadamente 132 premios retroactivos por acciones en conflictos anteriores, incluidas las Guerras Indias, la Guerra Hispanoamericana, la Insurrección de Filipinas, la Rebelión de los Bóxers y los conflictos fronterizos con México. Quince soldados previamente galardonados con Certificados de Mérito por su valentía fuera del combate entre 1899 y 1917 recibieron la Cruz de Servicio Distinguido.

Entre los ganadores de la Cruz de Servicio Distinguido posteriores a la Primera Guerra Mundial por actos antes de esa guerra se destacó el General J. Franklin Bell, Jefe de Estado Mayor del Ejército de 1906 a 1910. Recibió la Medalla de Honor durante la Insurrección de Filipinas, en 1925 fue recibió una Cruz de Servicio Distinguido por su valentía en la Guerra Hispanoamericana en 1898. En 1920, el General Peyton C. March, que entonces se desempeñaba como Jefe de Estado Mayor del Ejército, recibió una Cruz de Servicio Distinguido por su valentía en Filipinas durante la guerra española. Guerra de los Estados Unidos cuando era teniente primero. El sucesor de March, el General de los Ejércitos John J. Pershing, recibió una Cruz de Servicio Distinguido en 1941 por su valentía durante la Insurrección de Filipinas. El segundo teniente Gordon Johnston y el cabo Arthur M. Ferguson, ambos ganadores de la Medalla de Honor por la Insurrección de Filipinas, también recibieron la Cruz de Servicio Distinguido por otros actos de valentía en Filipinas. El futuro gobernador de Samoa Americana, Otto Dowling, recibió la cruz por mostrar valentía mientras respondía a un incendio en el depósito de pólvora del lago Dinamarca, que él comandaba en ese momento.

Entre los ganadores de la Cruz por Servicio Distinguido de Siberia y el norte de Rusia se encuentran Robert L. Eichelberger, quien ganaría una segunda medalla en la Segunda Guerra Mundial, y Sidney C. Graves, quien previamente había recibido una Cruz por Servicio Distinguido en la Primera Guerra Mundial.

Segunda Guerra Mundial

Durante la Segunda Guerra Mundial, se entregaron poco más de 5.000 premios. El teniente coronel de las Fuerzas Aéreas del Ejército John C. Meyer, el general de división James A. Van Fleet y el sargento mayor Llewellyn Chilson fueron ganadores en tres ocasiones. Jeannette Guyot y Virginia Hall fueron las únicas dos mujeres en recibir el premio.

Varios destinatarios de la Cruz de Servicio Distinguido en conflictos anteriores fueron nuevamente honrados en la Segunda Guerra Mundial. Chester Hirschfelder, quien como capitán del 5° Batallón de Ametralladoras, 2° División de Infantería, había recibido su primera Cruz de Servicio Distinguido en 1918, recibió dos más en 1944 como coronel al mando del 9° Regimiento de Infantería de esa misma división. Tres ganadores de dos Cruces por Servicios Distinguidos en la Primera Guerra Mundial, Douglas MacArthur, Hanford MacNider y Harry H. Semmes, recibieron la tercera en la Segunda Guerra Mundial. Un puñado de hombres que habían recibido la Cruz por Servicios Distinguidos en la Primera Guerra Mundial recibieron una segunda en la Segunda Guerra Mundial. Entre ellos estaban George S. Patton Jr., cuya segunda Cruz de Servicio Distinguido llegó como comandante general del Séptimo Ejército en Sicilia, y Fred L. Walker, comandante de la 36.ª División de Infantería de EE. UU. en la huida de Anzio y el avance sobre Roma. El teniente general Robert L. Eichelberger, cuya primera Cruz de Servicio Distinguido fue otorgada por su valor en Siberia en 1919, recibió una segunda por su valor en Nueva Guinea en la campaña de Buna de 1942-1943.

Un poco más de cincuenta soldados (y un marinero) recibieron dos Cruces de Servicio Distinguido en la Segunda Guerra Mundial. El marinero era John D. Bulkeley, quien también recibió la Medalla de Honor y la Cruz de la Armada y fue uno de los estadounidenses más condecorados de la Segunda Guerra Mundial. Entre los destinatarios del Ejército de dos Cruces de Servicio Distinguido se encontraban Creighton W. Abrams, Jr., más tarde Jefe de Estado Mayor del Ejército, William O. Darby, uno de los padres de los Rangers del Ejército de EE. UU., y Robert T. Frederick, comandante del Primera Fuerza de Servicio Especial de EE. UU.-Canadá. Seis hombres de la 82 División Aerotransportada recibieron dos Cruces de Servicio Distinguido: Charles Billingslea, James M. Gavin, Arthur F. Gorham, Matthew B. Ridgway, Reuben Henry Tucker III y Benjamin H. Vandervoort. Varios ases de combate también recibieron dos Cruces por Servicio Distinguido, incluidos Donald Blakeslee, Paul P. Douglas Jr., William E. Dyess, Dominic «Don» Gentile, Gerald R. Johnson, Charles «Mac» MacDonald, James B. Morehead, Jay T «Gallo» Robbins, David C. Schilling, William T. Whisner Jr. y Ray S. Wetmore. El piloto de bombarderos Richard H. Carmichael también recibió dos Cruces por Servicio Distinguido.

El comandante de Easy Company del 506.º Regimiento de Infantería Paracaidista de la 101.ª División Aerotransportada de EE. UU., Richard Winters, recibió una Cruz de Servicio Distinguido por su papel en el asalto a Brecourt Manor en el Día D; Harrison C. Summers, miembro del 502.º Regimiento de Infantería Paracaidista de la 101.ª División Aerotransportada de EE. UU., recibió una Cruz de Servicio Distinguido por su papel en el asalto para capturar un complejo de edificios cercano designado como «WXYZ» en el mapa de órdenes de campo.

Durante la Segunda Guerra Mundial, doce soldados, tres aviadores y dos marineros recibieron la Medalla de Honor y la Cruz por Servicios Distinguidos: del Ejército, Bernard P. Bell, Maurice L. «Footsie» Britt, Herbert H. Burr, Leonard A. Funk, Gerry H. Kisters, James M. Logan, George L. Mabry, Jr., Douglas MacArthur, Audie L. Murphy, Junior J. Spurrier, Jack L. Treadwell y Jonathan M. Wainwright; de las Fuerzas Aéreas del Ejército, Richard I. Bong, Horace S. Carswell, Jr. y Thomas B. McGuire, Jr.; y de la Armada, John D. Bulkeley y Samuel D. Dealey (quienes también recibieron cuatro Cruces de la Armada). Un ganador de la Cruz por Servicio Distinguido de la Segunda Guerra Mundial, Raymond Harvey, ganaría la Medalla de Honor en la Guerra de Corea.

El general Paul W. Tibbets, comandante del 509th Composite Group (509 CG), recibió la Cruz de Servicio Distinguido del general Spaatz por pilotar el Enola Gay, el avión B-29 Superfortress que lanzó la primera bomba nuclear sobre Hiroshima.

Guerra de Corea

En la Guerra de Corea hubo poco más de 800 premios, de los cuales más de 300 fueron póstumos.

Lloyd L. «Scooter» Burke, teniente de la 1.ª División de Caballería, Benjamin F. Wilson, sargento mayor de la 7.ª División de Infantería, Lewis Millett, capitán del 27.º Regimiento de Infantería y el as de combate de la Fuerza Aérea George A. Davis, Jr., cada uno ganó la Medalla de Honor y la Cruz de Servicio Distinguido en Corea.

El Coronel Arthur Champeny, previamente condecorado por su valentía en Saint-Mihiel en septiembre de 1918 y por segunda vez en Santa Maria Infante, Italia en mayo de 1944, recibió una tercera Cruz de Servicio Distinguido en septiembre de 1950. El piloto de combate William T. Whisner, ganador de dos Distinguished Service Cross Service Crosses en la Segunda Guerra Mundial, recibió un tercero en Corea.

Diez beneficiarios de la Segunda Guerra Mundial recibieron una segunda Cruz de Servicio Distinguido en Corea. Entre ellos estaban John T. Corley, cuya primera Cruz por Servicio Distinguido se obtuvo en el norte de África en marzo de 1943 con la 1.ª División de Infantería y cuya segunda se obtuvo en agosto de 1950 con la 25.ª División de Infantería, Hobart R. Gay, cuya primera Cruz por Servicio Distinguido se ganó en 1944 como Jefe de Estado Mayor del Tercer Ejército de George S. Patton y cuyo segundo se ganó en 1950 como comandante general de la 1ra División de Caballería, y Walton Walker, cuya primera Cruz de Servicio Distinguido se ganó en 1944 como comandante general del XX Cuerpo y cuyo segundo lo ganó en 1950 como comandante general del Octavo Ejército. Nueve hombres recibieron dos Cruces por Servicio Distinguido en Corea. Entre ellos estaba Edward Almond, el comandante general del X Cuerpo.

El ganador de la Cruz de Servicio Distinguido de la Guerra de Corea, el primer teniente Richard E. Cavazos, ganaría una segunda Cruz de Servicio Distinguido en Vietnam y ascendería a general completo, convirtiéndose en el primer general hispanoamericano de cuatro estrellas. Ralph Puckett, Jr., ganador de la Cruz de Servicio Distinguido de la Guerra de Corea, también recibiría una segunda Cruz de Servicio Distinguido en Vietnam al mando de un batallón de la 101 División Aerotransportada. Thomas Tackaberry ganaría una Cruz de Servicio Distinguido en 1952 como comandante de compañía y dos más en Vietnam. El as de la Fuerza Aérea de EE. UU. Ralph Parr obtuvo una Cruz de Servicio Distinguido en 1953 en Corea y una Cruz de la Fuerza Aérea en Vietnam.

Tres infantes de marina obtuvieron tanto la Cruz de la Armada como la Cruz de Servicio Distinguido del Ejército en Corea: Homer Litzenberg, Raymond Murray y la leyenda del Cuerpo de Marines Lewis B. «Chesty» Puller. «Chesty» Puller había obtenido anteriormente cuatro Cruces de la Marina en Nicaragua y la Segunda Guerra Mundial, mientras que Murray recibió la Cruz de Servicio Distinguido del Ejército por su extraordinario heroísmo en la histórica fuga de la 1.ª División de Infantería de Marina desde el área del embalse de Chosin hasta el mar en Hamhung, y dos días más tarde participó en la acción que le valió su segunda Cruz Naval. Murray había ganado su primera Cruz de la Armada en Saipan durante la Segunda Guerra Mundial.

Otros ganadores notables de la Guerra de Corea de la Cruz de Servicio Distinguido incluyen a Harold K. Johnson, más tarde Jefe de Estado Mayor del Ejército, y Herbert B. Powell, más tarde Embajador en Nueva Zelanda (1963-1967). Junto con el general Johnson, al menos otros cinco ganadores de la Cruz de Servicio Distinguido de la Guerra de Corea ascendieron más tarde al rango de cuatro estrellas: Paul L. Freeman, Jr., Clark L. Ruffner (condecorado en 1951 como comandante de la 2.ª División de Infantería), John L. Throckmorton y John H. «Iron Mike» Michaelis (quien había estado al mando del 502º Regimiento de Infantería de Paracaidistas en Normandía). Welborn G. Dolvin, condecorado como teniente coronel de la 25ª División de Infantería, ascendió a teniente general. MG Ned D. Moore, quien obtuvo una Cruz de Servicio Distinguido como coronel en agosto de 1950, se desempeñó anteriormente como Jefe de Estado Mayor de la 101 División Aerotransportada en la Batalla de las Ardenas y luego ascendió a mayor general. Olinto M. Barsanti pasó a coma y el 101 Aerotransportado en Vietnam. Guy S. Meloy pasó a comandar la 82.a División Aerotransportada. 1st Lt. Joseph G. Clemons, Jr. por su actuación durante el Pork Chop Hill, luego comandaría la 198 Brigada de Infantería en la Guerra de Vietnam y el Sargento Mayor Juan E. Negrón en 1951, del 65 Regimiento de Infantería (Estados Unidos), actualizado a Medalla de Honor en 2014 por el presidente Barack Obama

Entre los 14 extranjeros que recibieron la Cruz de Servicio Distinguido en la Guerra de Corea se encontraba Sinasi Sukan (Şinasi Sükan), un capitán de la 3.ª Brigada del Ejército Turco que perdió una pierna durante la Guerra de Las Vegas, Kenneth Muir, comandante del 1.er Batallón, Argyll y Sutherland Highlanders, ejército británico, quienes también recibieron póstumamente la Victoria Cross. Otros destinatarios extranjeros procedían de los ejércitos belga, británico, francés, griego, filipino, surcoreano y turco. Los soldados que sirvieron con la Fuerza Expedicionaria Griega recibieron 6 Cruces de Servicio Distinguido en total durante la Guerra de Corea.

Guerra de Vietnam

Hubo poco más de 1000 premios en la Guerra de Vietnam, casi 400 de los cuales fueron póstumos.

Patrick Brady, piloto de helicóptero de la 44.ª Brigada Médica, y Robert L. Howard, suboficial de las Fuerzas Especiales, recibieron la Medalla de Honor y la Cruz por Servicio Distinguido en Vietnam. El mayor general Keith L. Ware, que había ganado la Medalla de Honor en la Segunda Guerra Mundial y que murió en combate en septiembre de 1968, recibió una Cruz de Servicio Distinguido póstuma.

James F. Hollingsworth, quien recibió una Cruz de Servicio Distinguido en abril de 1945 como comandante del 2.° Batallón, 67.° Regimiento Blindado, recibió una segunda condecoración en noviembre de 1966 como subcomandante de división de la 1.° División de Infantería y una tercera en marzo de 1967 como división en funciones. comandante de la 1ª División de Infantería. Fue el tema de la narrativa «The General Goes Zapping Charlie Cong». Thomas H. Tackaberry, quien recibió su primera Cruz de Servicio Distinguido en Corea, recibió una segunda en septiembre de 1966 como comandante de batallón con la 1.ª División de Caballería y una tercera en septiembre de 1969 como comandante de la 196.ª Brigada de Infantería, División Americal. Ambos ascendieron más tarde a tenientes generales.

Un beneficiario de la Segunda Guerra Mundial, William E. DePuy, y dos beneficiarios de la Guerra de Corea, Richard E. Cavazos y Ralph Puckett Jr., recibieron una segunda Cruz de Servicio Distinguido en Vietnam. Tanto DePuy como Cavazos ascenderían más tarde a general de pleno derecho.

Además de Hollingsworth y Tackaberry, otros once soldados obtuvieron dos Cruces de Servicio Distinguido en Vietnam. Dos, John R. Deane, Jr. y Barry R. McCaffrey, luego ascendieron a general completo, y un tercero, Henry E. Emerson, se retiró como teniente general. McCaffrey también se desempeñó como Director de la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas durante la Administración Clinton. El Coronel David H. Hackworth, quien también recibió diez Estrellas de Plata en Corea y Vietnam, más tarde saltó a la fama como periodista de asuntos militares. George S. Patton IV, hijo de dos veces ganador de la Cruz de Servicio Distinguido, recibió dos Cruces de Servicio Distinguido en 1968 como comandante del 11º Regimiento de Caballería Blindada. Al sargento Adelbert Waldron III, dos veces galardonado con la Cruz de Servicio Distinguido en 1969 como francotirador de la 9.ª División de Infantería, se le atribuyen 109 muertes confirmadas, la mayor cantidad entre los francotiradores estadounidenses. Dennis Tomcik, primer teniente del 47º Regimiento de Infantería, recibió dos veces la Cruz de Servicio Distinguido por dos acciones separadas en 1968 en la provincia de Kien Hoa.

Entre otros notables ganadores de la Cruz de Servicio Distinguido de la Guerra de Vietnam hubo varios que luego ascendieron a general en pleno. Entre ellos, además de DePuy y Cavazos, se encontraban Paul F. Gorman, quien más tarde estuvo al mando del Comando Sur de los EE. UU.; Robert C. Kingston, el primer comandante en jefe del Comando Central de EE. UU.; James J. Lindsay, quien más tarde estuvo al mando del Comando de Operaciones Especiales de EE. UU.; Timothy J. Grogan, quien luego se desempeñó como subjefe de personal de doctrina en el Comando de Entrenamiento y Doctrina del Ejército en Fort Monroe; y Louis C. Menetrey, quien desempeñó tres funciones como Comandante, Comando de las Naciones Unidas, R.O.K./U.S. Comando de Fuerzas Combinadas y Fuerzas de Estados Unidos en Corea. John W. Vessey Jr., condecorado por su valor durante la Operación Junction City en marzo de 1967, se convirtió en presidente del Estado Mayor Conjunto y se jubiló en 1985. Frederick C. Weyand fue condecorado en 1967 como comandante general de la 25.ª División de Infantería. Se desempeñaría como Jefe de Estado Mayor del Ejército de 1974 a 1976. Bernard W. Rogers, condecorado en marzo de 1967 como subcomandante de división de la 1.ª División de Infantería, sucedió al General Weyand como Jefe de Estado Mayor del Ejército y posteriormente se convirtió en el Aliado Supremo de la OTAN. Comandante, Europa (SACEUR). Alexander M. Haig, Jr., también condecorado en marzo de 1967 como comandante de batallón en la Primera División de Infantería, precedió al General Rogers como SACEUR y se convirtió en Secretario de Estado en la Administración Reagan. Antiguo fútbol de West Point Todos

El primer teniente Norman A. Mordue recibió la Cruz de Servicio Distinguido por su valor en mayo de 1967 mientras prestaba servicio en la 1.ª División de Caballería. Fue designado para el tribunal federal de los EE. UU. en 1998 y en 2006 se convirtió en el juez principal del Tribunal de Distrito de los EE. UU. para el Distrito Norte de Nueva York. Eldon Bargewell, condecorado en 1971 como sargento del MACV-SOG, fue comisionado más tarde y, a principios de 2006, era un general de división en el personal de la Fuerza Multinacional de Irak y el único receptor de DSC de la era de Vietnam que todavía está en servicio activo. David Christian, descrito como el «oficial más joven condecorado de la guerra de Vietnam», recibió el premio de la Cruz de Servicio Distinguido mientras dirigía una patrulla de reconocimiento de largo alcance de la 1.ª División de Infantería, y más tarde se convirtió en un destacado defensor de los veteranos.

Entre los ganadores de la Cruz de Servicio Distinguido por su valor en las primeras batallas en Vietnam se encontraban cuatro miembros de la 1.ª División de Caballería condecorados por su valor en la Batalla del Valle de Ia Drang en noviembre de 1965: el teniente coronel Hal Moore, el mayor Bruce Crandall y otros dos miembros de su unidad. Las acciones de los cuatro se retrataron más tarde en la película «Éramos soldados», basada en el libro de Hal Moore sobre la batalla. La Cruz de Servicio Distinguido de Crandall se actualizó más tarde a la Medalla de Honor, que se le entregó en febrero de 2007.

Se otorgaron seis Cruces de Servicio Distinguido a los asaltantes de Son Tay, participantes en el intento de noviembre de 1970 de rescatar a los prisioneros de guerra estadounidenses en Vietnam del Norte. Entre los destinatarios se encontraban los soldados de las Fuerzas Especiales Richard J. «Dick» Meadows y Arthur D. «Bull» Simons.

1975 al presente

Después de la Guerra de Vietnam, la Cruz de Servicio Distinguido se ha otorgado varias veces. Hasta diciembre de 2018, ha sido otorgado 16 veces por acciones durante la Operación Libertad Duradera – Afganistán. Desde marzo de 2013, la Cruz de Servicio Distinguido ha sido otorgada 13 veces por acciones durante la Operación Libertad Iraquí. El sargento mayor David R. Halbruner recibió la medalla por sus acciones durante el ataque de Bengasi de 2012; también ha habido un solo premio por sus acciones durante el ataque al hotel de Bamako de 2015.

Operación Libertad Duradera

El Mayor Mark E. Mitchell, 3er Batallón, 5to Grupo de Fuerzas Especiales, recibió la Cruz de Servicio Distinguido por liderar a su equipo contra una fuerza enemiga numéricamente superior para liberar a un estadounidense cautivo en la Fortaleza Qala-i-Jang, Mazar-e Sharif, Afganistán entre el 25 y el 28 de noviembre de 2001. MSgt Brendan W. O’Connor, 2. ° Batallón, 7. ° Grupo de Fuerzas Especiales, recibió la Cruz de Servicio Distinguido después de quitarse la armadura para llegar a un par de compañeros de equipo heridos y brindarles asistencia médica, mientras estaban bajo fuego, el 24 de junio. 2006.

Operación Libertad Iraquí

El Coronel James H. Coffman, Jr., 1ra Brigada de Comandos de la Policía Especial Iraquí, recibió la Cruz de Servicio Distinguido por defender una estación de policía en Mosul de un ataque insurgente el 14 de noviembre de 2004.

John Ray Sinnock

John Ray Sinnock (8 de julio de 1888 – 14 de mayo de 1947) fue el octavo grabador jefe de la Casa de la Moneda de los Estados Unidos desde 1925 hasta 1947.
Sinnock fue el diseñador de la moneda de diez centavos Roosevelt y el medio dólar Franklin, entre otras monedas estadounidenses. Sus iniciales se pueden encontrar en la base de los bustos de Roosevelt y Franklin. También esculpió, aunque no diseñó, la segunda (y actual) forma de la Cruz de Servicio Distinguido, la medalla Corazón Púrpura, la Medalla de Servicio Yangtze y varias otras medallas y monedas conmemorativas.

Sinnock nació el 8 de julio de 1888 en Raton, Nuevo México, y se educó en la Escuela de Arte Industrial del Museo de Filadelfia. Ganó el A.W. Premio Mifflin para estudiar en el extranjero. Sinnock viajó mucho. Su confidente durante mucho tiempo fue Margaret Campbell, quien heredó gran parte de su obra de arte, así como su colección personal de materiales relacionados con el desarrollo de Roosevelt Dime.

Durante diez años, Sinnock fue instructor de arte tanto en su alma mater como en la Universidad de Western Reserve. Fue nombrado grabador asistente y medallista en la Casa de la Moneda de Filadelfia en 1917 antes de convertirse en grabador jefe en 1925.

Controversias
Tras la acuñación inicial de la moneda de diez centavos de Roosevelt en 1946, surgió una narrativa falsa en los Estados Unidos de que las letras «JS» en realidad no representaban a John Sinnock, sino a Joseph Stalin. La historia popular urbana coincidió con el Segundo Susto Rojo. El rumor volvió a surgir después del lanzamiento del medio dólar Franklin diseñado por Sinnock en 1948.

Otra controversia que rodeó a la moneda de diez centavos de Roosevelt después de su lanzamiento público fue una acusación de que Sinnock copió o tomó prestado el diseño del perfil del presidente de un bajorrelieve de bronce creado por la escultora Selma H. ​​Burke para el anverso de la moneda de diez centavos. Sinnock negó esta afirmación y dijo que el retrato del anverso del presidente era una composición de dos estudios que hizo del natural en 1933 y 1934. Sinnock dijo que también consultó fotografías de FDR y contó con el consejo y la crítica de dos escultores destacados que se especializan en el trabajo en relieve, sin embargo, ahora se acepta que fue influenciado por el bajorrelieve de Burke.