Medalla Crédit Commercial de France

  • Francia
  • Antigüedad: 1942 – 78 años
  • Escultor: Lucien Georges Bazor
  • Fabricante: Monnaie de Paris
  • Forma: Circular
  • Función: Reconocimiento por 30 años de trabajo en la empresa
  • Concesión: Monsieur Adrien Noble 1912-1942
  • Anverso: Alegoría sentada a la derecha de perfil a izquierda, que parece ser una interpretación art noveau de la diosa Deméter, con un ramo de palma y flores sobre su brazo izquierdo y un ramo de flores en su mano derecha. Al fondo la sede del banco, el Élysée Palace CCF. Rodeándolo todo el nombre del banco CRÉDIT COMMERCIAL DE FRANCE. Firma L. BAZOR
  • Reverso: Cuadrado central liso enmarcado por ramas de palmera, una antorcha alada en llamas al pie y dos cornucopias a los lados. Dentro del cuadrado el nombre del distinguido, MONSIEUR ADRIEN NOBLE 1912-1942. Arriba las siglas del banco, CCF. Rodeándolo todo la leyenda EN SOUVENIR D’UNE COLLABORATION DE TRENTE ANNEES (En recuerdo de una colaboración de treinta años).
  • Alineación de anverso y reverso: ⬆⬆
  • Peso: 250 g
  • Tamaño: 77,3 mm
  • Grosor: 7,7 mm
  • Material: Bronce

El Crédit Commercial de France (CCF) era un banco comercial de Francia, con sede en París, en la avenida de los Campos Elíseos. Se convirtió en una subsidiaria de propiedad absoluta de HSBC en abril de 2000, y pasó a llamarse HSBC France el 1º de noviembre de 2005.

Capaz de rastrear sus orígenes en la banca ya en 1858, a finales del decenio de 1920 el banco se había convertido en el sexto más grande de Francia.

Ernest Méjà y Benjamin Rossier fundaron el Banco Suizo y Francés en el 27, rue Laffite, París, el 1 de julio de 1894. Anteriormente habían trabajado juntos para la Banque Fédérale S.A. y su nueva empresa comenzó asumiendo los negocios de la sucursal de París del banco suizo. Méjà permaneció como director gerente conjunto del banco con Rossier hasta su muerte en 1910. Rossier continuó dirigiendo el banco hasta su jubilación en 1936. Las valiosas contribuciones de ambos hombres a la economía francesa fueron reconocidas cuando fueron nombrados chevaliers de la Légion d’honneur. En los años 80, el consejo de administración discutió la posibilidad de incorporar al banco al sobrino nieto de Benjamin Rossier, Jacques Rossier, pero las discusiones nunca se materializaron y Jacques Rossier se convirtió más tarde en socio principal del banco privado Hentsch & Cie en Ginebra, Suiza.

Desde sus inicios, el Banco Suizo y Francés se interesó activamente en el comercio y la industria. Se desarrolló una exitosa relación de trabajo con los grandes almacenes de París, Galeries Lafayette. El banco también ayudó a financiar la construcción del nuevo sistema subterráneo de Métropolitain y la instalación del alumbrado público en la capital. El temprano éxito del negocio llevó a una considerable expansión. El número de empleados se multiplicó por diez a principios de siglo, y el banco se trasladó a una sede más grande en el 20, rue La Fayette. A partir de 1912, el banco comienza a desarrollar una red de sucursales, con la apertura de 14 oficinas en París y una primera oficina provincial en Lille. También se adquirió una oficina en Marsella cuando se adquirió el negocio del Banco de Colombier en 1914.

La creación y el desarrollo del CCF

En enero de 1917, los accionistas del banco aprobaron una propuesta de fusión con la Maison Aynard et Fils y la Caisse de Crédit de Nice, con sede en Lyon. La Maison Aynard et Fils había comenzado como una empresa de pañeros a principios del siglo XVIII, antes de pasar a la banca en 1858. Establecida en 1865, la Caisse de Crédit de Nice había abierto varias sucursales a lo largo de la costa mediterránea y en Italia. El negocio resultante adoptó el nombre de Crédit Commercial de France (CCF). Dos años más tarde, también se adquirió el negocio del Banco de Burdeos.

En 1922, la dirección central y los principales servicios del banco se trasladaron al 103, avenue des Champs-Élysées. Aún hoy en día la sede del banco, estos antiguos locales hoteleros ofrecían un lugar prestigioso desde el cual CCF consolidó su posición en la escena bancaria francesa. La empresa siguió expandiéndose mediante la adquisición de otros bancos y, a finales del decenio, se había convertido en el sexto banco de Francia.

En el decenio de 1960, durante la presidencia de Jacques Merlin, CCF emprendió una política de expansión considerable, con un número de sucursales que superó las 200. El departamento de asuntos industriales y el departamento internacional del banco también fueron fundados durante este período. En 1979, se lanzó la larga campaña publicitaria «El Banco del éxito», que elevó el número de accionistas de 17.000 a 34.000. Tres años más tarde, el gobierno francés nacionalizó el banco, pero esta decisión fue posteriormente revocada y CCF fue privatizada de nuevo en 1987.

CCF se une al Grupo HSBC
CCF operaba con 650 sucursales y activos de 69 mil millones de euros a finales del siglo XX. En abril de 2000, HSBC Holdings plc anunció su intención de adquirir el banco y el trato se completó en julio. En ese mes, HSBC Holdings plc cotizó por primera vez en la Bolsa de París. La adquisición permitió a HSBC establecer una posición en uno de los principales mercados europeos, y construir una fuerte plataforma en la zona euro. CCF ha seguido expandiéndose con la compra de Banque Pelletier (2000) y Banque Hervet (2001).

CCF SA se convirtió en HSBC France el 1º de noviembre de 2005, rebautizando sus operaciones como HSBC junto con las empresas subsidiarias UBP, Banque de Picardie y Banque Hervet.

Lucien Georges Bazor

Lucien Georges Bazor es un medallista francés, nacido el 18 de enero de 1889 en París y fallecido el 15 de julio de 1974 en Châtenay-Malabry (Hauts-de-Seine).

Nació el 18 de febrero de 1889 en el tercer distrito de París, hijo de Louis Joseph Albert Bazor y Eugénie Henriette Tellier. Inicialmente entrenado por su padre, el medallista Albert Bazor, Lucien es alumno de Henri Patey en las Bellas Artes de París.

Fue galardonado con el Gran Premio de Roma en grabado de medallas y piedras finas en 1923.

En 1930, sucedió a Henri Patey como Grabador General de Monedas, un cargo que mantuvo hasta 1958. Murió en Châtenay-Malabry (Hauts-de-Seine) el 15 de julio de 1974.

Lucien Bazor es el autor de un gran número de tipos monetarios.

El «Bazor» de 5 francos

Bazor es más conocido por el grabado de la moneda francesa de 5 francos en 1933, conocida en ese momento como «la Bedoucette» (llamada así por el entonces Ministro de Hacienda, Albert Bedouce), pero conocida como el «tipo Bazor» en la numismática. La historia de esta moneda ha dado lugar a una serie de leyendas.

La Casa de la Moneda de París produjo monedas de 5 francos hasta 1889. Estaban hechas de plata, con un módulo de 37 mm, en línea con el franco germinal instituido por el Primer Cónsul Bonaparte en 1803. En 1898, una emisión de monedas de plata de 5 francos del Tipo Sembrador había sido abortada debido a la primera Gran Depresión (1873-1896) y al aumento del costo del metal plateado, que tenía una gran demanda por parte de industrias emergentes como la fotografía, la cinematografía, la radiología, los automóviles, etc. Las primeras monedas de plata de 5 francos se emitieron en 1898. La relación entre el oro y la plata, originalmente fijada en 15,5, ya no podía mantenerse: el bimetalismo había perdurado, la producción de grandes monedas de plata con un valor titulado de 900/1000 era insostenible porque se abría potencialmente al tráfico (cf. el asunto Piaster, etc.).

El costo desastroso de la Primera Guerra Mundial llevó entonces, tardíamente, a la completa revisión del sistema monetario francés: en 1928 se introdujo oficialmente el franco Poincaré, que cayó a 1/5 de su valor anterior a 1914. La Casa de la Moneda comenzó entonces a fabricar nuevas monedas: los 10 y 20 francos de plata titulados 600/1000 fueron encargados por Bazor a Pierre Turín y fueron inicialmente fechados en 1929. Se planteó entonces la cuestión de una moneda de 5 francos, por lo que se ordenaron pruebas a Pierre Turín.

Desde 1918 circulaba un billete de 5 francos (el segundo que emitió el Banco de Francia): se prometió desmonetizarlo mediante la Ley de 28 de febrero de 1933 y el Decreto de 13 de marzo de 1933. Por lo tanto, fue necesario producir una moneda de 5 francos muy rápidamente, que la crisis de 1929 y el pánico monetario de 1931 retrasaron su producción. La moneda de 5 francos de Bazor era, por lo tanto, una moneda «de emergencia», como se especificaba en el texto de la ley y como señalaba la prensa de la época: esta moneda se acuñó «a la espera de que se celebrara un concurso oficial» para determinar el tipo definitivo. La tasa de producción de la «Bedoucette» fue de 700.000 unidades por día. Se puede comparar con una forma de dinero de necesidad.

Una moneda necesariamente «chapucera», la Navaja de 5 francos está hecha de níquel, y en forma de un pequeño módulo de 23,7 mm con un borde estriado. De los 100 millones de monedas acuñadas, la mitad ni siquiera se ponen en circulación. La razón fue que la Casa de la Moneda finalmente decidió el concurso y decidió elegir el tipo Lavrillier en agosto de 1933, que, para cuando fue grabado y acuñado, fue emitido en 1934. La Navaja de 5 francos no fue desmonetizada hasta 1937, y mientras tanto, fue refundida masivamente: según el numismático Victor Gadoury, de 100 a 150.000 copias se habían escapado del reparto.

Otra producción monetaria

Lucien Bazor también graba la moneda de oro de 100 francos, fechada en 1935 y 1937, con un peso de 6,55 g y en el módulo de la antigua moneda de oro de 20 francos. Striken en unos 14 millones de ejemplares, fue, debido a la crisis económica, no puesto en circulación y luego re-circulado; muy pocos ejemplares se escaparon y esta moneda se considera extremadamente rara.

Bazor grabó posteriormente monedas para el régimen de Vichy: 50 céntimos de 1942 a 1944, 1 franco de 1942 a 1944 y 2 francos de 1943 y 1944 a la Francisque en aluminio, así como la Pétain de 5 francos en níquel que no circulaba porque el metal, que era estratégico, había sido requisado.

Élysée Palace CCF

El Palacio del Elíseo es un hotel de viajeros construido en 1898 para la Compagnie Internationale des Wagons-Lits por el arquitecto Georges Chedanne (1861-1940). Fue el primero de los grandes hoteles para viajeros construido en los Campos Elíseos. Se encuentra entre los números 103 y 111 y ocupa un bloque enmarcado por la rue Bassano y la rue Galilée, en la parte posterior se encuentra la rue Vernet, una zona de unos 70 metros de frente y 40 metros de profundidad.
El hotel fue diseñado a principios de 1897 y su solicitud de permiso de construcción se publicó el 8 de marzo de 1897, representando así una de las primeras manifestaciones del Art Nouveau en la arquitectura parisina. Su construcción fue planeada en vista de la afluencia de visitantes para la Exposición Universal de 1900.

Como terminal parisino de la Compagnie Internationale des Wagons-Lits, el Palacio del Elíseo fue inaugurado el 10 de mayo de 1899, en presencia de la élite social. Fue amueblado por Sir John Blundell Maple y renovó el diseño del gran hotel con una nueva arquitectura interior organizada alrededor de un enorme salón que reenfoca la vida mundana hacia el interior del hotel donde se ofrecen numerosos servicios a la clientela, incluyendo un estudio fotográfico, una agencia de teatro, boutiques de lujo e incluso una galería de cuadros.

En abril de 1911, el compositor y director austriaco Gustav Mahler se alojó en este hotel a su regreso de Nueva York, muy enfermo, antes de consultar la clínica del Dr. Défaut en Neuilly-sur-Seine y salir moribundo hacia Viena. En 1917, Mata-Hari fue arrestado en una habitación de este hotel después de un registro.

Reasignación
El hotel tuvo una vida corta, quebrado por las consecuencias de la Primera Guerra Mundial, el edificio fue comprado en 1922 para convertirse en la sede del Crédit Commercial de France. Hoy se ha convertido en la sede del banco HSBC Francia, que compró el CCF en 2000.

Decoración

El edificio tiene una decoración esculpida típica del Art Nouveau, de inspiración naturalista y bucólica que renueva las formas artísticas. La larga fachada está puntuada por ocho salientes (ventanas de arco) coronadas por una logia enmarcada por columnas. Los espacios están decorados con guirnaldas vegetales. Destacan los nueve óculos sobre las ventanas de la planta baja decorados con figuras de niños o de faunos esculpidos por Hippolyte Lefèbvre, Paul Gasq, Louis Baralis y François Sicard. La decoración interior fue desgraciadamente destruida cuando el edificio fue comprado por el Crédit Commercial de France. Los tejados y la fachada fueron clasificados como monumentos históricos en 1991.

septiembre 2020
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930