Medalla de la Campaña 1936-1939

  • España
  • Conflicto: Guerra Civil Española
  • Antigüedad: 1938 – 82 años
  • Instauración: Decreto 192 de 26 de enero de 1937 (BOE número 99)
  • Diseño: Capitán Aurelio Perote Martínez
  • Escultor:  José Herrero Sánchez
  • Fabricante: Industrias Egaña
  • Forma: Circular
  • Tipo: 1, años 1938 y 1939
  • Modalidad: Combatiente, cinta con borde negro.
  • Anverso: León luchando con un dragón junto a una hoz y un martillo, símbolo del comunismo. Detrás de las figuras del león y el dragón puede observarse la Cruz Laureada de San Fernando, realizada en metal dorado y, en la parte superior, un sol naciente acompañado de la inscripción «17 de julio de 1936» situada en el cuadrante superior izquierdo señalado por la Cruz Laureada. El borde está decorado con dos ramas, una de laurel a la derecha y una de roble a la izquierda. Al final de ambas, en la parte superior de la medalla, un pequeño detalle en forma de antorcha o pomo.
  • Reverso: Escudo franquista con el Águila de San Juan en vuelo, el yugo y haz de flechas, un casco de guerra y la expresión «Arriba España«. En el borde puede leerse «GENERSSMO FRANCO UNA GRANDE LIBRE IMPERIAL MIL.HSP.GLOR. (Miles Hispaniae Gloriosus).
  • Cinta:
  • Peso: 22 g
  • Tamaño: 36,5 mm (sin cinta)
  • Grosor: 3,3 mm
  • Material: Bronce

Una medalla con acabado inusual, un coste material bajo y numerosas variantes.
A finales de enero de 1937 se determina para los militares del ejército sublevado las recompensas que, por méritos de campaña, podían ser otorgadas.
Este Decreto dispone la creación de una Medalla de la Campaña para ser concedida a cuantos intervinieran de manera activa en operaciones o sirvieran en la línea de fuego, estableciendo además, que sería igual para los generales, jefes, oficiales, suboficiales y tropa, marcando sólo diferencias en la cinta, cuando se tratara de servicios de retaguardia.
En octubre de este año se abre un concurso para elegir el modelo de esta condecoración en el que pudieron tomar parte los artistas y casas constructoras españoles que lo desearan.
Tanto la forma como las dimensiones, alegorías y clase de material eran de libre elección de los concursantes, excepto la cinta que debería indicar la modalidad de los servicios prestados, bien en operaciones de guerra, bien en la retaguardia.
Si el modelo aprobado era el presentado por una casa constructora, dicha elección llevaba consigo la concesión de la construcción de la medalla en exclusiva. Si el modelo era de un particular, se le concedería un premio de dos mil pesetas, pudiendo de esta forma la Secretaría de Guerra encargar la fabricación a la casa que estimase más conveniente.
En este concurso se establecía la condición de que la condecoración debería tener un precio único en toda España. Por ello las casas constructoras debían hacer constar los precios de las medallas, tanto para las que adquiriera el Estado como para las que se vendieran a los particulares.
A finales de noviembre, una vez finalizado el plazo, se declaró desierto dicho concurso.
Unos meses después, en marzo de 1938, se abre un nuevo concurso entre las casas constructoras nacionales para la adquisición de 50.000 ejemplares de esta medalla, cuyo modelo se encontraba depositado en el Ministerio de Defensa Nacional, a disposición de los que desearan tomar parte en él, de forma que los fabricantes debían presentar una muestra de la medalla, indicando precio a que suministrarían la cantidad indicada, así como el plazo en que entregarían la totalidad del encargo.
La condecoración debía entregarse completa, con cinta y pasador. Del total, 48.000 tenían que llevar la cinta de vanguardia y 2.000 la de retaguardia.
En mayo, y por presentar el modelo que más se ajusta a las condiciones del mismo, se adjudica la confección de la medalla a la casa Industrias Egaña en la localidad guipuzcoana de Motrico.
A punto de finalizar la campaña, en marzo de 1939, se anuncia un nuevo concurso para la construcción de varias condecoraciones militares, entre ellas 700.000 Medallas de la Campaña de las que 600.000 serían de vanguardia y el resto de retaguardia. Como en el anterior concurso, todas ellas tenían que entregarse completas, con cinta y pasador. De igual manera se marcaba un precio por ejemplar, que no podía ser superior a 4,90 pesetas.
Dicho concurso fue ganado de nuevo por Egaña, al ser la única que presentó proposición en las condiciones señaladas y al precio neto por unidad de 4,50 pesetas, cualquiera de las modalidades.
De la exposición de hechos anterior, ha de entenderse que el modelo elegido finalmente, se adoptó sin concurso, y de forma interna y parece que su diseño es obra del capitán Aurelio Perote Martínez.
El formato elegido para la medalla es redondo, de 37 milímetros de diámetro exterior, tres milímetros de grueso y con un borde de tres milímetros de ancho. Va pavonada en negro mate, y en oro en las partes siguientes: todo el borde del anverso, las partes visibles de las espadas de la laureada, y en el reverso, el águila, incluso las garras, que aparecen a través del yugo y toda la cartela de la leyenda, menos el ARRIBA ESPAÑA.
En el anverso lleva un león —que representa a España— que atrapa y sostiene a un dragón que incorpora una hoz y un martillo — representando el comunismo— Como fondo a este conjunto, aparece las espadas de la laureada, con un sol naciente en el cuadrante superior derecho y la fecha del Alzamiento, 17 DE JULIO DE 1936, en el cuadrante superior izquierdo. El borde lleva a la derecha, hojas de laurel, y a la izquierda de roble.
El reverso lleva una composición con un águila en vuelo cuyas garras pasan por debajo de un yugo y sostienen el escudo de España11. A un costado, un haz de flechas. En la base, un casco de guerra. En la parte superior la leyenda ARRIBA ESPAÑA. Alrededor del conjunto la inscripción GENESSMO (Generalísimo) FRANCO, UNA GRANDE LIBRE IMPERIAL ML. HSP. GLOR. (Miles Hispaniae Gloriosus).
Remata la medalla una pieza de cinco milímetros de altura, atravesada por una anilla de 16 milímetros de diámetro exterior, por donde pasa una cinta bicolor —roja y amarilla— de 30 milímetros de ancho, que se une a la hebilla-prendedor.
La cinta para la concedida por servicios en vanguardia, lleva los cantos negros, y la de retaguardia lleva los cantos verdes.
Hay un detalle, que algún autor desarrollará en un futuro no muy lejano, relativo al posible uso del aspa de herido bordada sobre la cinta, interpretación libre, por una parte de una disposición de 1912 haciendo extensiva la adopción del aspa roja que podían usar en la cinta de la medalla de Melilla los militares heridos en la campaña del Rif, a todos los que lo hubieran sido en anteriores campañas y por otra parte en el Reglamento de Recompensas en tiempo de guerra de 1925, al establecer que los militares heridos leves no tendrían derecho a la Medalla de Sufrimientos por la Patria, pero sí al aspa roja sobre la medalla conmemorativa de la campaña.
Pero esta es otra historia que en su momento verá la luz…
En 1942 se autoriza la venta de las Medallas de la Campaña, existentes en el Ministerio, por mediación de los industriales dedicados a este comercio. Por ello se ponía en su conocimiento que los pliegos de condiciones para el suministro se encontraban en la Habilitación del Material del Ministerio del Ejército.

Varios tipos y fabricantes
Del estudio de numerosos ejemplares, se observa que las medallas de la primera época, fundacionales y hasta mitad de los años cuarenta, suelen aparecer con aspecto envejecido; llevan una especie de pequeña antorcha en la parte superior en ambas caras; además tienen otros dos rasgos distintivos: las inscripciones son mucho más definidas y fáciles de leer, y el reverso no es cóncavo, como en las posteriores, sino plano (o incluso ligeramente convexo).
Las acuñadas durante varios años y conocidas como modelo Egaña, se presentan en cajas de cartón de color blanco o verde claro, envueltas en un papel transparente engrasado. Suelen llevar una cinta corta, con tres puntos de costura para darle forma, en los bordes y en el centro de la parte inferior. La hebilla-prendedor, lleva un baño dorado mate, y una aguja hecha de una sola pieza enroscada en el eje.
Esta medalla también fue distribuida al menos por tres firmas alemanas durante la primera mitad de los años cuarenta, según consta en sus catálogos, no pareciendo probable que se confeccionaran en este país.
En los años sesenta y setenta, la calidad y acabado tanto de la medalla, como de la cinta y broche son inferiores, predominando las medallas que no llevan marcaje.
Las piezas confeccionadas en los últimos veinte o treinta años por diversas industrias privadas para satisfacer la demanda de coleccionistas o de reposición de originales perdidos, lo están con materiales y técnicas diferentes a las originales, que dan lugar a calidades y acabados pésimos, muy inferiores a las de las épocas anteriores.
Este largo periodo de producción ha dado lugar a un número de variantes indeterminado, y que sin modificar el diseño aprobado, permite encontrar varias combinaciones de marcajes, o ausencia de ellos, repartidos por el anverso y reverso.
De todas ellas no existen pruebas documentales fiables que avalen estas afirmaciones o que nos orienten para la datación de las piezas.
Tampoco parece existir una casuística que las relacione con los modelos de vanguardia y retaguardia, apareciendo indistintamente con una u otra cinta.
Debieron utilizarse, por tanto, varios troqueles que dieron lugar a las variantes que se presentan, cuyas diferencias esenciales, son las marcas identificativas sobre la medalla, los diferentes acabados, el detalle de los diseños y la calidad de las mismas.
El coste material de esta medalla podría considerarse muy bajo para el Estado, pero el valor que pudiera darle el receptor se incrementó, con toda seguridad.
Pocas veces una medalla ha tenido tantas variantes, de las que en este trabajo se presentan un buen número. Es posible que un estudio detenido y detallado de las piezas en manos de coleccionistas particulares y de instituciones privadas haga aflorar algunas más.
El cuadro que se incluye resume las variantes encontradas, de las que posteriormente se muestra de la mayor parte de ellas el anverso y reverso en detalle, señalando sus particularidades.

septiembre 2020
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930