¡Qué atrevida es la ignorancia!

Los Cartagineses y Romanos son unas fiestas que pagamos entre todos los cartageneros para que las disfruten unos cuantos listos. El Ayuntamiento las subvenciona con el dinero de todos. Estas y otras tonterías de este tipo podemos escucharlas año tras año en boca de algunos de nuestros paisanos, de esos quemasangres desinformados que da igual de lo que se hable… todo es malo si no lo han hecho ellos, y generalmente nunca hacen nada, o sea, todo es malo. Estas sesudas declaraciones arrecian cuando se publica la foto del presidente de Federación de Tropas y Legiones recibiendo el cheque municipal, cuando las fiestas están próximas. ¡Cuánto necio y qué atrevida es la ignorancia!. Vamos a poner las cifras encima de la mesa, las que pocos conocen.

Normalmente solo se contabiliza la asignación municipal y los recursos que por publicidad y otras actividades consiguen las propias fiestas., entre ellas las cuotas que pagan tropas y legiones. Error grave, con ese dinero se paga solo la mitad de la fiesta: Infraestructuras generales, promoción, revista, pregonero, protocolo, sonido y pirotecnia de actos, seguridad en campamento, especialistas y algunos actores.

Bien, pero los miles de vestuarios que sacan las tropas y legiones, el montaje de cada una de las parcelas, (camiones, grúas, operarios), y su almacenamiento en naves durante todo el año, la fabricación de las fachadas, la música de los campamentos, el servicio de hostelería, los estandartes, los grupos de tambores y bandas de música, las carrozas, etc., ¿quién los paga?. El Ayuntamiento no y la Federación tampoco. Los paga el festero de su propio bolsillo, y no es barato precisamente.

Estos son los números reales para 2010:

  • Aportación municipal: 143.000
  • Recursos propios de Federación: 306.000 € (incluidas las cuotas que paga cada tropa y legión)
  • Gastos propios de tropas y legiones: 10.000 € x 48 grupos= 480.000 € (dos grupos no montan este año)

Total: 929.000

Los 10.000 € de tropas y legiones es una media estimada, que quizá sea aun superior, ya que la mayoría de grupos exceden ese presupuesto con creces cada año, año tras año. Podemos ver claramente que el Ayuntamiento aporta de dinero público solo el 15’3%, la Federación el 32’9%, y los festeros el 51’8% (que además paga en cuotas una parte de lo que aporta Federación).

Cartagena debería estar agradecida a los festeros del esfuerzo económico, en ilusión, dedicación y entrega del que hacen gala cada año, desde hace 20, para que Cartagena tenga unas fiestas de Interés Turístico Nacional con proyección internacional, de las que sentirnos orgullosos por lo que son y lo que representan. El cartagenero que se pasa la vida criticándolo todo sin hacer nada debería ayudar o, al menos, dejar de quemar la sangre a los que, con mayor o menor acierto, lo intentan al menos.

Unas fiestas que han concienciado a la ciudad de la importancia de su arqueología y de su historia, restos arqueológicos que antes llamábamos “ruinas” y ahora veneramos y hasta pagamos entrada por ver.

Sí, los festeros nos equivocamos, hacemos muchas cosas mal, hay mil cosas que mejorar, estoy de acuerdo… pero trabajamos por conseguir algo bueno para Cartagena. Mejoraremos más rápido con la ayuda de todos nuestros paisanos, o de forma lenta si nos atacan y menosprecian, pero lo haremos. Solo necesitamos tiempo y confianza, que solo llevamos 20 años, joder.

No amigos, no, el dinero público no paga las fiestas de Cartagineses y Romanos, con los 143.000 € que nos dan no se paga la repercusión turística, de ciudad moderna, milenaria y culta que estas fiestas proyectan fuera de nuestra comarca. Y que no nos cuenten milongas de los gastos que supone la limpieza de las calles y las horas extras de policía o bomberos, porque esa es una obligación del ayuntamiento y un derecho de los ciudadanos. Si quieren nos quedamos todos en casa sin salir todo el año y así les sale más barato. Lo que hay que oir.

A la ciudad le sale barato, tiene unas fiestas que año cuestan 929.000 € por solo 143.ooo €. Un chollo para cualquier ciudad.

7 Comments

  1. Javier Aguilar Conesa

    Creo que para considerar si deben o no mantenerse y perdurar unas fiestas pueden considerarse básicamente dos criterios. Respecto al económico (¿Se trata de determinar si las Fiestas son rentables para Cartagena?), soy bastante exceptico. No sé si se ha hecho evaluación alguna respecto al impacto turístico y aportación de ingresos por este concepto. ¿Qué porcentaje de visitantes no son de Cartagena? Lo realmente interesante es captar dinero de fuera ya que, de lo contrario, únicamente se está “moviendo” el dinero desde una punta a otra del muelle de la Curra.

    Ahora bien, desde el punto de vista de los que viven y les gusta la fiesta, me parece muy bien que sigan en lo suyo, máxime los tiempos que corren y las necesidades que hay de “levantar” el ánimo. Supongo que es motivo más que suficiente y resulta normal que dispongan de sus subvenciones y ayudas, dentro de un orden….

    Saludos.

  2. Javier, si unas fiestas declaras de Interés Turístico Nacional piensas que no tienen impacto en el resto del país y como consecuencia la afluencia de turistas es que de poco te has informado… Por otro lado ¿crees que el dinero que se gastan tropas y legiones en comercios y empresas locales es mover el dinero de un lado a otro del faro de la curra? A ellos te puedo asegurar que les viene muy bien y mas en estos tiempos. Y si Ángel, los 10.000€ de media hace años que los sobrepasan casi en un 50% mas de una tropa y legión.

  3. Rosa Asensio

    Estoy deacuerdo con tu articulo Angel,nunca entendere a la gente que habla sin saber, y no se si se daran cuenta que la gran mayoria de veces es para perjudicar.Javier los festeros no estamos esperando 365 dias, para tan solo 10 de ellos levantarnos el animo,larga y cara espera.

  4. Juan Fco. Terrones

    Estoy deacuerdo con lo que expone Ángel. Sigo pensando que las fiestas no están inmersas en la sociedad cartagenera. Muchos grupos siguen siendo muy cerrados a la entrada de gente nueva. Creo que la fiesta se debería de abrir más a los cartageneros. Hay grupos, sobre todos romanos en los que hay muy pocos miembros. Deberíamos de sentarnos todos los grupos y ver de qué manera podemos dar la importancia a las fiestas primero dentro de la ciudad y luego en otros lugares. A las fiestas vienen gentes de otros municipios vecinos (F. Álamo, La Unión, T. Pacheco o Los Alcázares), pero gentes de Águilas, Lorca, Alhama o el Mar Menor y los municipios de la Vega Baja y provincia de Alicante abundan por la ausencia.
    No nos sabemos vender ante los vecinos.
    Deberíamos de crear un bulevard o lugar fijo donde los grupos festeros tuvieramos cabida. Un campamento definitivo. No una macrodiscoteca, pero si en una zona atractiva y que de vida a zonas de Cartagena.
    Sería algo que no habría en ningún lado del entorno. Crearía cultura y daría trabajo. Los cruceros podrían ir y conocer algo de la gran Historia de Cartagena en un sitio muy concreto.
    Necesitamos un campamento festero propio. Hay zonas perfectas en donde poder permitirnos construir los campamentos. Todo con un poco de ganas, se puede hacer. En Alicante está el barrio, en Murcia las tascas, en Oviedo el antiguo, etc ¿y en Cartagena qué hay?
    Los terrenos que hay en la zona del puerto, en los antiguos terrenos de Peñarrolla donde no se puede construir, por qué nos los ceden para crear el campamento festero definitivo o los terrenos yermos de la antigua fábrica de Potasas.
    Si son del ayuntamiento, por qué no lo adecenta para los cartageneros, todos los grupos somos asociaciones sin ánimo de lucro. No se trata de hacer cosas para la noche, se trata de que haya atracciones para los niños, para las mascotas, zonas de aparcamientos y con una línea de autobuses, aceras y carribici que facilite el acceso sin automóviles.
    ¿Por qué no nos piden opinión a los festeros? Si nos movemos del campamento actual, los vecinos ganan, los festeros ganan, los feriantes ganan, el ayuntamiento (con la eliminación de denuncias de vecinos por el ruido) gana. Joder, si todos ganamos, ¿por qué no se hace?
    Soñar es gratis, lástima que no seamos un partido político. Si fuera candidato, uno de mis intereses principales sería la construcción del Campamento Oficial, con su coryright. Algo propio de CT.
    De momento, seguiré soñando.

  5. Salvador González

    Juan Fco., ¿quién se gasta millones de euros en descontaminar las dos zonas que porpones? Lo del campamento fijo está muy bien, pero sin buenas intenciones por parte de todos (festeros, Federación, Ayuntamiento y patrocinadores), sin ellas no vamos a ningún lado.
    Y una de las razones por las que la gente pueda no apuntarse a tropas o legiones es, en algunos casos, el alto coste de los trajes, que pueden llegar a sobrepasaar los mil euros, una cifra poco alcanzable para un jóven de 18 a 24 años, de los que casi todas las fiestas están pelaos.
    Una buena propuesta es la que apareció en La Opinión el otro día, hablando de que Caballeros e Isis han puesto a la venta un traje a 30 euros y Magón una túnica a 5… Esa es una idea interesante para involucrar más a la gente. Los festeros salimos por Cartagena, pero somos 5.000 entre 215.000… También ayudaría algún apoyo de todos los cartageneros.

  6. Javier Aguilar Conesa

    Estimado Antonio:

    No sé muy bien a qué te refieres. El que una fiesta sea declarada de interés turístico nacional no me proporciona el dato de cuántos turistas acuden a Cartagena a sus fiestas. La declaración de unas Fiestas como de Interés Turístico Nacional no exigen, que yo sepa, la justificación de un determinado número de visitantes. Otra cosa es que, mediante tal declaración, se pretenda atraer a visitantes (¿se ha conseguido? ¿a cuántos?). Por tus comentarios veo que debes ser asiduo a la fiesta de los “empalaos de Valverde de la Vera”, a la “Fiesta de la Lamprea”, o a las “Mondas de Talavera de la Reina” etc.., que disfrutan de la misma catalogación (interés turístico nacional).

    Insisto: si durante las fiestas el dinero que llega a manos de la hostelería (bares, restaurantes..), de los comercios, de los profesionales y de las empresas, proviene en su mayor parte de las arcas municipales y de los propios cartageneros (festeros o no), no se está aportando riqueza añadida a Cartagena sino simplemente fomentando el aumento del consumo. Que me parece muy bien, Antonio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *