¿Te vienes de fiesta a murcia?

Esta es la frase favorita de muchos cartageneros cada fin de semana. Se pasan la vida quejándose de los abusos de la capital hacia Cartagena, se alegran del descenso a 2ªB, cantan aquello de “murciano el que no vote” en el Cartagonova… y luego se van de fiesta en dirección Puerto de la Cadena, dejándose el dinero en murcia. Y a Cartagena que le den.

Argumentan maldiciendo que en Cartagena no hay ambiente ni zonas de copas, que Cartagena está muerta o medio muerta. Y tienen razón, o al menos parte de razón.

Ahora quiero hacerme eco de esa queja y trasladarla a quien tiene competencias para hacer algo al respecto, el Ayuntamiento de Cartagena y Hostecar. Tienen la obligación de crear espacios de ocio, lugares de encuentro que permitan a los más jóvenes relacionarse y divertirse en su propia casa, en su tierra. Tienen la obligación de apostar por Cartagena y su futuro, evitandonos a todos las ganas de llorar que nos produce cualquier salida nocturna por la ciudad, una ciudad muerta y solitaria.

Y tienen que hacerlo por los foráneos también, por aquellos que se alojan en hoteles, por los que vendrán a los congresos que tendrán lugar en cuanto acaben el Palacio de Congresos del puerto, por los universitarios, por tratar de convertir a una ciudad orgullosa de su historia, en una ciudad orgullosa de su pasado, su presente y su futuro.

Pero también tienen culpa los “emigrantes del cubata”, porque marchándose fuera solo dan la razón a los que argumentan que no es negocio montar bares de copas en Cartagena. Hace más o menos 25 años esto no era así, el centro estaba cuajado de locales: La Cuesta de la Baronesa, Calle Cuatro Santos, Plaza del Rey… TODO el centro. Era uno con otro. Un ambientazo difícil de explicar y para todos los gustos. Un facebook en plena calle, allí estabamos todos. Hasta que a algunos “tontosdelpijo modelnos” a los que siempre les parece mejor lo ajeno que lo propio, decidieron que lo más chic era salir de Cartagena de fiesta.

Eso y la desidia municipal, que se preocupa poco por la gente joven porque muchos no tienen edad de votar, acabaron con aquello. Eso sí, de vez en cuando se programa alguna actividad cultural “megaguai supermoderna” para hacer ver lo sensible que es la concejala o concejal de turno ante las inquietudes juveniles. ¡Hay que joderse!

Por favor, jóvenes y jóvenas (por aquello de la igualdad) dar caña a quien tiene la obligación de hacer algo por vosotros. Exigir aquello a lo que tenéis derecho.

9 Comments

  1. Domingo Ruiz (Uxama)

    Angel, en parte llevas razon, pero a la juventud no se le puede poner coto, como tu dices eran otros años, las cosas cambian y las formas de divertirse tambien. Esta claro que, y yo soy de salir todos los fines de semana, no hay hoy lo que habia entonces, pero piensa que como en todas ciudades, las capitales suelen tener mas espacios de ocio que las poblaciones de los extrarradios, y que antes algunos teniamos coche y ahora tienen muchos y, muchos mas el carnet de conducir, y eso quieras que no influye para salir mas. En CT siempre se le echa la culpa de cualquier problema que pase a otros (Ayto, etc), y la mayoria de las veces tienen razon, pero otras no; porque al final todos somos responsables: los politicos porque ponen trabas, unas veces por interes de partido, otras por interes de otro costal; los empresarios porque solo se implican si saben que donde van a meter su dinerito, van a tripi o cuadripicarlo pero ademas muy rapido; y nosotros los consumidores que lo que hay no nos gusta, lo que hay no vale nada, o no hay de esto o de aquello, en comparacion con lo de al lado, que aqui, en ct, pues resulta que es murcia, vaya por dios, que casualidad, (pero no se puede criticar por criticar) murcia no son las personas, si son los politicos (los de alli y algunas veces los de aqui),y critica- mos y ponemos a parir a “los murcianos” de a pie utilizando esas palabras en plan despectivo cuando en realidad son los politicos, como tales, a los que hay que criticar machacandolos, pero no tienen la culpa ni jose, ni maria, ni eustaquio, ni eulalia, las personas de a pie normalmente no son responsables de lo actos ni de los trejes-manejes de los politicos o es que aqui no pasa eso. Bueno, sin querer, de un tema me he pasado a otro y como siempre he hecho un poco de abogado del diablo (murciano)…… He tenido que dejar de escribir (por estar en el trabajo) y se me ha ido el hilo, hasta la proxima.

  2. Patxi Antoñanzas (Edetanos)

    Amigo Angel, desde mi punto de vista, como foraneo que ademas vive en Puerto de Mazarron, te dire que la gente joven se va donde le parece conveniente. Ademas lo hacen como las aves migratorias, todos a la vez. De pronto los ves llenando una calle y al cabo de dos semanas no queda nadie por alli. Lo que tu comentas lo he visto yo en todas partes. En efecto, los tiempos han cambiado. Ahora tienen coche, mas dinero y ganas de cambiar de aires. Tambien les vale Torre Pacheco, y tiene mucha menor entidad que Murcia. Pero eso no es un problema y no condiciona para nada el sentimiento cartagenerista que propugnas. Independientemente de que los localismos tienen poco sentido (y se de lo que hablo porque vengo de Bilbao)menos aun lo tiene pretender que no se salga a divertir uno a otras poblaciones, llamense Murcia, Totana o Lorca. Cada uno va a donde le parece conveniente y por definicion sera mejor lo de fuera, no por mejor sino por diferente.
    Me parecion mal lo de cantar los goles del Albacete, lo de celebrar de ese modo el descenso del Murcia y el victimismo que a veces percibo. Esta ciudad, al margen de la politica, no la conoce ni la madre que la pario. Cuando llegue hace 14 años daba pena verla. Ahora el centro esta arreglado, el Puerto da gusto verlo y la mejora, aunque ha frenado la curva ascendente, continua. De acuerdo, no era dificil teniendo en cuenta la situacion de partida pero si es digno de reconocer.
    La oferta que normalmente busca un visitante que se aloja en un hotel no pasa necesariamente por un monton de bares de copas y si por una panoplia de buenos restaurantes, terrazas y lugares en los que encontrarse con la cultura. Se me ocurre el Mar de Musicas, el de Danza, las propias Fiestas de Carthagineses y Romanos. Valgan como ejemplo estas ultimas, el centrarlas en las copas y la musica discotequera estan, en mi opinion, llevandolas a su ocaso y mira si hay lugares de copas en ese recinto y a precios mas economicos que fuera. Pues ni asi se llena. No te lies, los mas jovenes se aplican al botellon y despues se toman una o dos copas, y eso no levanta una ciudad. Siento discrepar, por una vez, de ti.
    Un abrazo, amigo.

    • Por supuesto que la gente es libre de ir donde le de la gana, faltaría más.
      Lo que pido yo es un poco de coherencia personal en muchos cartageneros que conozco. Los lugares, las sociedades, se hacen entre todos, con voluntad y esfuerzo. No nos podemos quejar de que Cartagena se muere en algunos aspectos y no hacerle el boca a boca para intentar revivirla.
      Me parece perfecto que cada uno vaya a divertirse donde quiera, pero no bajo el argumento de que en murcia hay de todo y en Cartagena de nada, porque si es así es porque a murcia se lo dan todo y a Cartagena nada.
      Y yo no digo que con más bares se vaya a levantar la ciudad, pero será un poco mejor. Es solo un aspecto más a mejorar.
      Lo triste, Patxi, es que los que más se quejan, los que se pasan la vida maldiciendo, los que te van calentando la oreja día tras día, no mueven un dedo por Cartagena. Creen que son otros los que deben hacer las cosas para que ellos las disfruten.
      Esos son los que me joden, los quemasangres. La maldición de esta ciudad.

  3. Juan Fco. Terrones

    Yo soy de El Algar, de joven, cuando comencé a salir, con 15 años y pico, lo máximo para la gente de mi pueblo era venir a la Dama de Oro y salir corriendo hasta la Hípica a coger el último Egea que iba a La Manga. Esperábamos la noche del encuentro para justificarnos ante nuestros padres de una noche de juerga total en Cartagena, por el centro, plaza del Ayunta, calles aledañas hacia plaza del Rey, Mayor, Cañón, Cuatro Santos, cuesta de la Baronesa, etc. Cuando llegábamos por la mañana y nos preguntaban por la procesión, yo siempre decía que no la ví, que había tanta gente que era imposible, que a ver si el año siguiente tenía más suerte. Era una noche pero tocábamos todos lo bares y sólo veías a gente de aquí, yo me encontraba a mucha gente de mi pueblo y de La Unión, que eran las zonas por las que me movía.
    Cuando cumplí 18 años y tuve carnet, cambió. Más de una vez me hicieron sentir ser de clase inferior las gentes de Cartagena. Me refiero sobre todo a chicas, que era con las que intentaba ligar. No frecuentábamos precisamente los lugares “pijos”, todo lo contrario, pero era decirle a la chica que era de pueblo y pasaban de tí, así que cuando tuve carnet de conducir, me largué de CT y me fuí en dirección Alicante. El maná maná de Santa Pola era mi casa, aún sigo coincidiendo con gentes de aquellos tiempos y seguimos siendo amigos. Para algunas personas de nuestra edad, éramos casi un desecho de la juventud, nos tildaban de drogatas, porreros, incluso algunas veces de delincuentes. Hoy somos profesionales, unos médicos, otros profesores de Universidad, otras enfermeras, otros albañiles, etc. Recuerdo aún los primeros aniversarios de discotecas que hoy ya no existen en la zona de la vega baja y las excursiones a la ruta del Bacalao en Valencia, porque allí todos teníamos cabida, todos éramos bien venidos, no así en algunos bares y pubs de CT.
    El problema que yo ví en CT de joven, es que la gente de aquí se cree más que el de fuera, yo no me creo más que nadie, me hicieron sentir así en Madrid más de una vez también durante los tres años que viví allí. Me llegaron a llamar provinciano. En canarias, durante los 14 meses que viví allí también había tontos, me llamaron godo por ser peninsular.
    En Cataluña, siendo castellano parlante, no tuve nunca problema a la hora de relacionarme con las gentes de allí en las zonas de marcha.
    Por suerte no siguen estando los bares en el centro, ya que ahora resido en lo que era la zona de marcha.
    Lo que pasa ahora y antes es que la gente va donde dice Vicente. La universidad está en murcia, la gente joven se mueve por hormonas y las masculinas tiran mucho, ya se sabe, dos tetas tiran más que dos carretas.
    Lo que habría que hacer es crear una zona de ocio. Yo había pensado en los antiguos terrenos de potasas, alisar todo, crear amplias zonas para aparcamientos y poner locales que sirvan copas, poner autobuses que conecten desde Los Dolores hasta allí y que la gente tenga su lugar. No se trata de crear un gueto, se trata de darles su sitio, los grafiteros se irían a su sitio, los heavis a su local, los góticos al suyo, los pijos no irían, los latinos irían a su local, los entendidos al suyo, etc. Cada uno en su casa y dios en la de todos. De ese modo, con un par de patrullas y un par de ambulancias bien cerca, con un control de los vehículos que entran e identificando a sus ocupantes, muchos problemas de suciedad y molestias que se dan en la ciudad se eliminarían. El problema de CT es que vamos siempre a nuestra bola, no nos unimos, si esto se hiciera así, estoy seguro que triunfaría.
    ¿Qué cuesta asfaltar esa zona, poner “zonas verdes”y 15 chiringuitos con sus terracitas y carpas para que la gente joven pueda expandirse libremente? Por supuesto que también habría zona para hacer botelleo y desde ahí, andandito, luego a su casa a pasar la mona.
    El problema es que el Ayunta quiera y para él, la gente joven no son votos, por lo tanto, no cuentan, que se vayan a murcia, allí, sí que tienen en cuenta a la gente joven, son un huevo de universitarios/as.
    No siguo porque me quemo, creo que con tan poco se puede hacer tanto…

  4. Pues Yo estoy de acuerdo contigo Angel, aun sin quitar razón al resto, creo que Cartagena merece disponer de una oferta de Ocio algo más diversa y de acorde a los Jovenes. Y tambien me parece oportuno que fueran los propios Jovenes quienes fuesen capaces de organizarse de tal modo que hicieran posible una Exigencia a tal escala que no fuese posible negarla.
    Pero la verdad, es dificil ver en un colectivo que como bien se comenta arriba, a cambiado, para bien o para mal, son distintos, y en cierta manera les entiendo, ¿para qué van a pedir algo que tienen accesible con hacer unos kilometros en coche? ¿por que molestarse en crear algo en tu pueblo que tienes en el pueblo de al lado? como dice Patxi: tienen dinero y coche, les apetece cambiar de aires, y lo hacen.

  5. Pencho Egea

    Totalmente de acuerdo, aquí en esta ciudad no hay alternativa de ocio, yo soy de aquellos de la calle del aire, cuesta de la Baronesa sin olvidar ” el Prismas” y el vino de pasas del mal llamado “dos caballos”, pero todo cambia, y ahora los mas jóvenes toman rumbo fuera de la ciudad, tanto a Murcia como a otras ciudades, yo he estado mucho tiempo trabajando en puertas de locales de la ciudad vecina y he de reconocer que allí sea la zona que sea tiene mas vida que cualquier zona de nuestra ciudad, es una pena pero es así, por mucho que digan allí también existe el fenómeno del botelleo al igual que aquí pero también hay que reconocer que no al mismo nivel que aquí, aquí los jóvenes se han quedado estancados en botelleo, botelleo y mas botelleo y lo que no se han dado cuenta es que así no se avanza, yo ese fenómeno lo veo fin de semana tras fin de semana frente a un local, aparcan sus coches frente al local y así pasan la noche, ponen su música y beben en los coches y solo acceden al local para ir al aseo, de pena, luego acaban pasados y a casa. Creo que ese concepto, los que somos de la época de la que hablamos, no salíamos así.

  6. Azucena Jimenez

    En mis tiempos mozos de universitaria me hinche de escuchar que en Cartagena no había fiesta y que por eso la gente se iba a Murcia. Llegaba jueves por la noche y tanto los estudiantes de la región como los propios cartageneros salían pitando…sin embargo, he de decir que yo solo una vez salí por Murcia de fiesta, y nunca más lo hice…sin embargo recuerdo mi época universitaria como “la leche” en esta cuestión. Con el San Glorio y mis amigos me bastaba. La gente se quejaba de que solo había un bar, pero si te ibas a Murcia, por muchos bares que hubiera tu solo estabas en uno o dos…Siempre he considerado que el ambiente lo hace cada uno, y que si solo tienes un cuerpo…¡pa que necesitas un millón de bares!
    Además, si tanto amas tu ciudad como para pelearte por ella, lucha por ella y quédate a “hacer ambiente”.
    Cuando veo estos y otros casos creo que para algunos lo de la provincialidad de Cartagena no es más que algo por lo que discutir y sentirse importante, pero que en realidad le da igual…que si vivieran en el país vasco pedirían la autonomía…porque en realidad les da igual.

  7. Queridos amigos y amigas:

    Siento decir, que aunque Cartagena, es una ciudad muy visitada por mi, el tema de los nacionalismos tontos… Me quema. En los siete años que estuve con una cartagenera, pude ver con mis propios ojos que los cartageneros, lo son de boquilla, que cuando uno de fuera les da una idea, todo se les antoja difícil, y que la falta de unión, está intrínseca en cada uno de los que habitan allí, mal que les pese, y mal que me pese a mi también, que me jode verlo con mis propios ojos.

    Hay sitios buenos en CT? Yo propongo como ejemplo el Budablue (antiguo Coto), detrás del Eroski. Sitio donde acabo cada vez que voy allí, (ojo, que a los de Murcia, también nos da por emigrar!).
    Si le dan o no le dan al resto, y a vosotros no, pues pedid y luchad, que ya está bien de mirar a otro y echarle la culpa de lo que uno no hace.

    Y esta, señoras y señores, es la realidad de una de las ciudades que mas me gustan, a la que he llevado a pasear a varias parejas, donde les he enseñado calles llenas de columnas y capiteles, donde las he agasajado en la chocolatería valor, abrazado y besado tanto en el puerto (donde aprovecho el frio para acercarme), como en la calle peatonal que hicieron, y si, lo flipabamos con las ratas que subían a las palmeras de la alameda (estas cosas tienen capacidad de divertir), y cómo no, subir a los pisos mas altos del corte inglés para ver toda la ciudad, o la fiesta de los cartagineses, pintoresca como la que mas… Vamos, que el que diga que no hay nada, tiene que tener valor o no ser de allí, porque yo, sin ser, conozco mas sitios y me lo he montado mejor en CT que los propios cartageneros.

    Espero no haber sido muy duro, y un saludo para CT’s y no CT’s desde Levantemos el Boxeo.

    • No has sido duro, pero sí injusto en algunas apreciaciones, fruto sin duda de tu falta de información. Siete años con una cartagenera no es suficiente para conocer la realidad de esta ciudad, muchos nacidos aquí tampoco la conocen (porque les importa un bledo, la verdad). Todos conocemos los sitios que comentas, pero son claramente insuficientes para una ciudad que supera los 220.000 habitantes. Cuando digo que no hay nada, me refiero a la comparativa de propocionalidad “habitante/inversión” entre las dos ciudades.
      Los “nacionalismos” como tu los llamas, cuando son bien entendidos no piden otra cosa que un reparto social y de recursos proporcional y equitativo. Aquí no hay nacionalistas, si acaso algún que otro tarado que lo único que hace por Cartagena es pedir la independencia (que ya hay que ser tonto). Los cuerdos y razonables solo pedimos una cosa, justicia social, equidad. Las mismas camas de hospital por habitante, los mismos recursos deportivos para los jóvenes, que para poner en valor un tesoro como el Teatro Romano no se tarden ¡20 años! por falta de medios, cuando en Murcia restauraron el Casino en solo 3 años con una inversión de 10 millones de euros, etc…
      Me alegra que te guste Cartagena, que aprecies las cosas buenas que tiene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *