Decepción del día después

Menuda semana estoy llevando. Menudas semanas estoy llevando. Me encanta el fútbol, el buen fútbol. Hasta hace bien poco, aquí, en Cartagena, se podía ver buen fútbol. Teníamos una ilusión, ascender a Primera División y poner definitivamente a Cartagena en el sitio que se merece, futbolísticamente hablando, porque si bien habíamos vivido los últimos años a los piés de otra ciudad que a mi juicio, erróneamente da nombre a esta provincia.

Ya tras tener grandes superficies de ámbito nacional y que nuestro puerto sea entrada directa del turismo internacional, sólo nos quedaba que el equipo estuviera entre la élite nacional, pero no pudo ser, otra vez se nos escapó y de Huelva me volví como antes lo había hecho hace años de Córdoba, triste, una lástima. Uno se repone de muchas cosas, pero ayer, yo me sentí hundido, humillado.

Llegué del trabajo contento a mi casa esperando ver a mi selección, eran las tres y media, justo a tiempo para preparar mi camiseta de España, ver un poco de la previa y colgar mi preciosa bandera de España en mi bonito balcón que da al teatro romano, ese mismo que publicita el Efesé en sus camisetas de esta temporada. Comenzó el partido y se sucedieron las oportunidades, pero nada, ni el árbitro pitó penalty a Silva ni Villa tiró a portería ni Xabi Alonso acertó a meter entre los tres palos el balón, ni nada de nada, no nos salió nada. Suiza, tuvo dos y gracias al Divino, sólo metió una.

Terminó el partido como un rayo me vine a quitar la bandera, ¡¡¡que vergüenza!!!, era lo único que acertaba a decir, ¡¡¡que vergüenza!!!, ¡¡¡que vergüenza!!!… Todo el mundo fijándose en nuestra selección y zas, casi eliminados de un plumazo. Andábamos preocupándonos por si nos interesaba más ser primeros de grupo o segundos para así no cruzarnos con Brasil, pues veremos a ver si llegamos al cruce. Para mí fué vergonzoso. Nunca me sentí así. Para haceros entender como estaba, ¿cómo os hubiérais sentido si en la Olimpiada de Barcelona, el arquero que encendía la llama Olímpica hubiera fallado?, así me sentí yo ayer.

Una suerte que los próximo partidos sean a las ocho y media, porque os aseguro que si fuera a la misma hora, no sacrificaba un día de playa por ver al equipo nacional, ¡¡¡que vergüenza!!!.

6 Comments

  1. Carlos Granados García

    Pues yo creo que no hay que tomárselo así, lo único que hizo mal España es que la pelota no le entrara entre los 3 palos, por lo demás jugó como siempre, puede que con algo menos de profundidad pero bueno no se puede estar siempre al 100%

    Yo prefiero caer jugando así que empezar a cambiar cosas y desordenarlo todo. Ahora mismo el Mundo se rige por el FIN sin importar como se consiga este FIN. Pues yo soy de los que piensa que prefiero una selección que me haga disfrutar 100 partidos aunque no gane ningún mundial que una selección que me aburra y gane el mundial. Al fin y al cabo el fútbol es para entretenerse no para estar sufriendo todo el día.

    Si nos tomáramos otras cosas como nos tomamos el fútbol a esta ciudad y a este país le iría muchísimo mejor.

  2. carlos leon roch

    Como todo9 el mundo sabe, aunque a veces lo olvidemos, el futbol es un juego, un simple juego..que nos apasiona. En Cartagena , ahora, el efese es “much más que un club” porque nos permite gritar nuestra identidad y reclamar un espacio socialo y político negado durante casi dos siglos. Quizás, cuando el Gerona marcó en el último suspiro, el grito unánime de alegría fué cruel, injusto y desmedido, sobre todo cuando tantos estamos deseando compartir con Murcia una región armonizada y equilibrada…pero nuestros amigos -que los tenemos- de la capital del Segura deben comprender que nurestra espera es desesperante,l y que cuando Valcárcel habla estamos ansiosos de oirle que “la segunda provincia de la región es bueno para todos”. ¿A qué espera?.
    Ezspsedro que el próximo años, los buenos aficionados de la región vengan a cartagena a ver un furbol medianamente bueno, apoyado por las grandes entiodades financieras y por el Gobierno regional…

  3. manuel alcedo

    siempre estas igual Juan, eres un catastrofista, si para empezar eres republicano y del barça, no te preocupes q los noestros lo haran bien, y torres marcara denuevo el gol de la victoria.

  4. Pencho Egea Rosique

    Bueno Juan, imagino que estarás mas tranquilo, la Seleccion, como era de esperar clasificada como primera de grupo. Ahora no se te ocurra volver a colocar la bandera en el balcón, porque si pierde voy a empezar a pensar que alguien no muy lejano va a ser cenizo. Y por Dios, no te avergüences jamás ni de tu equipo, ni de tu Seleccion y por supuesto de tu Bandera.

  5. Pencho Egea

    Bueno Juan, otro partido, otra victoria, recuerda que Selecciones en teoría de ” las fuertes ” han quedado apeadas de este Mundial, las mas recientes, Brasil y la albiceleste del siempre polémico Maradona, que eso se que te alegrara un poco, también he de recordarte que tampoco están Francia y la actual campeona Italia, así que muy mal no lo tiene que estar haciendo la Seleccion Española, que por lo menos esta. Ahora hay que verselas con Alemania que esta bastante fuerte, a ver que sucede.

    • Juan Terrones

      Nunca quité la bandera, mientras jugó España, allí estaba, en el balcón. Fué después de que terminara el primer partido cuando la quité corriendo, no me sentí identificado con el juego de España y no me gustó que perdiera de ese modo.
      No soy catastrofista, suelo ser realista y si bien me alegro hoy de la victoria del equipo nacional absoluto en el campeonato mundial de fútbol, me habría gustado que no hubiéramos tenido sufrir tanto.
      Es cierto que no hemos podido realizar nuestro juego, salvo contra Alemania, ya que los equipos han salido dispuestos a que nuestra selección no pudiera jugar agusto.
      Para el segundo partido y los demás, coloqué en los balcones ambas banderas, la republicana y la Constitucional, y han surtido el efecto que deseaba.
      España campeona del mundo de fútbol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *