“No es eso, no es eso, Sr. obispo”

Los católicos estamos educados en la fiel obediencia a nuestro obispo, sea éste  el que fuere. Por eso acogemos a  monseñor Lorca Planes, nuevo obispo de la Diócesis de Cartagena, con la filial sumisión que corresponde al sucesor de Pedro en nuestro ámbito.
Pero nuestro ámbito, su ámbito, no alcanza a valorar  -en los pocos días que lleva al frente de la Diócesis- el alcance que la marcha del obispo Pedro Gallego (permítaseme que a ese no se le ofrezca tanta sumisión, entre otras cosas porque hace ocho siglos que murió) a la ciudad de Murcia.

Nuestro obispo no ha tenido tiempo de leer la obra de Iván Negueruela  “Murcia por una mitra” en la que se demuestra definitivamente, la ilegal e  ilegítima huida de aquel antecesor a la ciudad de Murcia, dando la espalda  al enemigo zarraceno que le asustaba en las costas y renunciando a dar testimonio de la Fe, como entonces y ahora dan tantos cristianos , con el mismo peligro.
Pero es que jamás se trasladó la Diócesis…sino el obispo y todo lo que el obispo quiso llevarse amparado por una Bula cuya autenticidad ha sido totalmente desmentida por el definitivo estudio de Negueruela: el obispo se fue a Murcia sin contar con el Vaticano, quien nunca ha cambiado la Diócesis de Cartagena, por lo que ésta “no hay que trasladarla a Cartagena”. Al único que hay que trasladar es al Sr. Obispo.
En el amplísimo y pobladísimo ámbito de la Diócesis de Cartagena, los establecimientos, los seminarios y todas las organizaciones de a Iglesia pueden y deben estar donde se considere más oportuno. Muchos cartageneros hablamos de la catedral de Cartagena en Murcia y nadie pretende trasladarla.
Los ochocientos años transcurridos hablan por si solo de la paciencia y la sumisión, pero no del olvido ni de la necesidad de una reparación tan sencilla: véngase a vivir a su casa en la Diócesis de Cartagena, en la calle de la Rambla, Sr. Obispo.

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *