1992: El primer y último Circo Romano

Parece que el Efesé no nos da más que alegrías con su ascenso. Además de poder verlo esta temporada enfrentarse a equipos “de verdad”, hace un gran favor a las Fiestas de Cartagineses y Romanos impidiendo (por obra y gracia de la normativa de la Federación Española de Fútbol) que el Circo Romano se celebre en el estadio.
Por fin dejaremos de ver por enésima vez la “ceremonia inaugural de los juegos olímpicos” en versión modesta, para acercarnos un poquito más a un circo de la antigua Roma.

Y quiero que conste mi reconocimiento al esfuerzo, dedicación e ilusión que han puesto todos y cada uno de los directores que ha tenido el circo en estos años. Fueron buenos espectáculos, hechos con amor y entrega, pero alejados del espíritu con el que nació este acto.

Con suerte no tendremos que ver nunca más actuaciones como las de Nuria Fergó (ya me contarán a mí que narices pintaba aquí) o interminables y desesperantes desfiles de dioses, diosas, militares, patricios, etc.

La plaza de toros tiene innumerables ventajas, veamos las principales:

  1. La proximidad del público hace que todo se perciba con mayor intensidad y emoción, por parte de espectadores y actores.
  2. Su menor superficie útil favorece un espectáculo más dinámico, interactivo, en el que el público participa con mayor alegría, ilusionado con lo que ve y experimenta.
  3. Se consigue “llenar” el espacio escénico con más facilidad.
  4. Los elementos decorativos (columnas, esculturas, escenario…) adquieren mayor protagonismo y presencia, ya que la menor altura de las gradas permite un ángulo de visión más apropiado y cercano.

Y digo todo esto porque tuve la suerte de vivir aquel primer y único circo de 1992, de forma intensa, como Jefe de Estado Mayor Romano y como director del primer Acto de Sacrificio de las Amazonas de Capadocia, y os puedo asegurar, que aquel gran Circo creado y dirigido por Marisol (Nova Carthago Spartaria), fue el mejor que he visto hasta hoy.

Lo dicho, gracias Efesé.


One Comment

  1. Esteban López

    Enhorabuena, Angel, por este nuevo foro de debate dedicado a las fiestas, y espero que se convierta en un lugar de encuentro donde quepan todas las inquietudes e ideas de los festeros, sin menoscabo de la pagina de la Federación.
    He de decirte, que efectivamente, me parece muy bien la idea “forzada” de realizar el circo romano en un, digamos, circo romano (o lo mas parecido a él), porque es una forma de cambiar un poquito los actos y de verlo desde otro prisma.
    Tambien soy partidario de realizar actos en espacios públicos abiertos, utilizando todos los recursos que nos brinda la ciudad, y quizas, con presupuestos mas austeros(menos dinero en luces y sonido), y con mas “imaginación” (ya sabemos que el hambre agudiza el ingenio), logremos por fín sacar la fiesta a la calle como debe ser, no como pretenden algunos de que les montemos el chiringuito a la puerta de su restaurant para hacerles el negocio.

    Y que conste, que es una opinión particular,sin acritud hacia nada y nadie, que como bien dices arriba, “… porque en Cartagena algunas cosas nadie quiere escucharlas”.

    Gracias por dejar un espacio de libre opinión.
    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *