Por el camino equivocado

En Cartagineses y Romanos llevamos 20 años de fiestas, pero parece que en los últimos 15 no hemos aprendido gran cosa. Hablo del colectivo en general, sin olvidar que algunas tropas y legiones sí han sabido avanzar por el buen camino. La evolución verdadera ocurrió en el primer lustro, a partir del cual se produjo una “desaceleración”, una preocupante falta de ideas e innovación, para pasar en los últimos cinco años a un claro retroceso. Nos hemos instalado en el conformismo, en la rutina, en el todo vale con tal de que haya fiestas. Las buenas ideas, que implican arriesgar para avanzar, parecen no estar bien vistas por los que nos dirigen.

Y así nos va. Nos hemos dotado de una estructura que tiene, proporcionalmente, más dirigentes que España. 350 diputados dirigen los destinos de más de 47.000.000 de personas (1 diputado por cada 134.000 españoles); en las fiestas de Cartagineses y Romanos (entre Federación, Senado Romano y Consejo Cartaginés) son necesarias alrededor de 70 personas para dirigir a unos 4.000 festeros (1 directivo por cada 57 festeros). Demasiado directivo ¿no?.

Los objetivos no están claros, no hay plan estratégico de futuro, no se sabe dónde vamos, y lo que es más grave, ni dónde queremos ir. Este primer artículo es a modo de prólogo, profundizaré en todos estos temas en próximos artículos, con el único fin de intentar cambiar un poco la manera de ver y entender la fiesta. Por supuesto no me creo en posesión de la verdad absoluta, ni pretendo que tú estés de acuerdo, pero 20 años haciendo fiesta de forma activa me proporciona un cierto criterio. Tómense estas opiniones como lo que son: opiniones personales con ánimo constructivo.

Y no me olvido del pasado Congreso Festero, ese que aparentemente no ha servido para nada, donde lo acordado por los que verdaderamente hacen posible la fiesta, los festeros, parece haber caído en saco roto… más de un año después de celebrarse.


2 Comments

  1. Manuel Alcedo Valverde

    Estimado compañero:
    Sabes que estoy de acuerdo contigo en numeroso temas, aunque sabes que expresarme con diplomacia no es lo mio, lo intentare.
    Personalmente y como ex-presidente de legión estoy indignado de como se estan haciendo las cosas. Todo el que llega a un sillon en Federacion, Senado o Consejo lo hace prometiendo cambios y cosas nuevas y no hace nada hacia el futuro, la manera tan bonita que tuvo la directiva de Federacion de reirse de todos con aquel fin de semana que nos hicieron perder para nada.
    Lo que ocurre es que nadie quiere coger las riendas porque como me paso a mi intente dar algunas ideas aunque fueran tontas y los que llevan alli toda la vida te dicen que eso aqui no funciona o que es una chorrada.
    Como lo de abrir el campamento por las mañanas y poner tapas baratas como hacemos los andaluces en nuestra famosas ferias, eso era una chorrada como me dijeron porque lo propuso un chaval de 28 años entonces, 1 mes despues era la gran idea de uno que lleva 15 años en las fiestas para darle vida al campamento, porque por cosas asi a uno no le dicen mas en una reunion que esto ni es sevilla ni tiene que serlo, que se te queda cara de tonto delante de mas de 150 personas en un pleno de federación y luego venga de salvador.
    De momento es todo y prometo algun comentario mas para hacer pensar a los que nos dirigen.
    GRACIAS.

  2. juanfra

    es lo que nos pasa en España, todos queremos mandar. Es curioso, que quienes tenemos mando real en nuestra vida profesional, en nuestro ocio no deseamos tenerlo y somos unos miembros más. Yo llevo viendo mucho tiempo como se hacen promociones en fitur y demás sitios, debemos de entender, que las fiestas son nuestras, de los cartageneros, entendiendo como tal a todo aquel que se identifique con esta tierra y con su historia. Se puede ser un cartagenero siendo de Gijón, o de Ciudad Real, o de Cádiz o de Bilbao, Murcia, etc, de todas esas ciudades tengo amigos y compañeros de legión y son igual de cartageneros que yo, porque sienten y viven las fiestas y si me he dejado algún otro compañero, le pido mis disculas, pero son quienes a bote pronto he recordado.
    Lo que debemos de hacer es creer en las personas, dejarnos de politiqueos e intrigas palaciegas y valorar a las personas por lo que son y no por como nos caen. Debemos de ser más prácticos a la hora de funcionar y para ello, debemos de reducir la representación de las directivas. No se trata de crear un triunvirato, pero sí que sea más ágil la federación, el consejo y el senado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *